04. PROCEDIMIENTOS AVANZADOS

Tras haber aprendido con los Procedimientos la caída en la enfermedad y el principio de la salud, tras haber descubierto la alegría de tener unos recursos mágicos, después de haber aprendido a relajarse, ascendemos hacia los Procedimientos superiores de la terapia.

 

Lo ideal en esta etapa es presentarse de forma metafórica:

T: Si fueses un animal, ¿qué animal serías?

T: Y si este animal tuviese un comportamiento, ¿podría…?

T: Si este animal tuviese una emoción, ¿esta sería…?

T: Y esta emoción ¿te procura algo en el cuerpo?

T: Y cuando contactas con esta emoción, ¿sientes…?

 

De esta forma, vamos guiando al acompañado a la comprensión de que no se puede separar cuerpo de emoción.

 

Para vivir este concepto desde el interior, proponemos el siguiente ejercicio:

 

Vamos a practicar la conducta social. Durante todo el ejercicio, debes estar atento a tus emociones: miedo, excitación, alegría… y a su cuerpo: tensión, calor, temblores… La conducta consiste en caminar uno hacia el otro mirándose a los ojos, sin una palabra. Observa: emoción, sensaciones corporales… Luego… cierras los ojos y te tocas por encima de la ropa… observa sensaciones, emociones… ¿Qué sientes?

 

De esta manera descubrimos la evidencia de la unidad. Tocar el cuerpo es más que tocar el cuerpo; es algo social y emocional. Practicar el comportamiento social que consiste en mirarse es una actitud más que social, provoca miedo o excitación: la boca seca, las manos sudorosas, la respiración alterada. Y la tercera experiencia fue: “Expresa tus emociones”. Más que expresar emociones, esto crea vínculos, un tejido social, y el cuerpo se relaja poco a poco.

 

Luego de esta experiencia, el acompañado va a estar listo para transformar sus sistemas, para aceptar sus emociones en su origen, para hacer evolucionar sus comportamientos sociales.

 

 

Cuestionario primero

 

CUESTIONARIO SOBRE EL CUERPO QUE TENGO (se responde en el diario de abordo)

 

  1. Cuando me miro en el espejo ¿qué pienso acerca de mi cuerpo global? ¿Demasiado grande? ¿Demasiado pequeño? ¿Demasiado gordo? ¿Demasiado viejo? ¿Demasiado delgado?…

¿Y sobre tal o cuál parte de mi cuerpo: el pelo, la cara…?

 

  1. Si tuviese una varita mágica, ¿qué me gustaría cambiar en mi cuerpo, por fuera y por dentro?

 

  1. Evalúo mis capacidades corporales y las califico con una nota de entre 0, la peor y 10, la mejor:

-mi digestión

-mi respiración

-mi sexualidad

-mi circulación

-mi función cardíaca

-mis evacuaciones líquidas: los riñones

-mis evacuaciones sólidas: el recto

-mi función de contacto: la piel

-mis sentidos (oído, vista, gusto, olfato)

-mi capacidad de morder: dientes

-mis movimientos

-mi sueño

-otros

 

  1. Una vez evaluados los elementos anteriores, escribe una frase definiendo lo que te gustaría mejorar.

Ejemplo: “Mi piel, 2/10. Me gustaría poder mejorar la piel de mi rostro”.

 

A medida que avances en los diferentes Procedimientos propuestos, tendrás la oportunidad de explorar otras características limitantes del cuerpo.

 

 

 

 

 

 

32 Procedimiento Deshacer un conflicto de pronóstico

  • Nivel de dificultad: Más difícil.
  • Índole: verbal, visualizaciones.
  • Indicaciones: pronóstico alarmante, futuro contaminado por el virus de un pensamiento negativo.
  • Contraindicaciones: ninguna.
  • Objetivo: deshacer una creencia surgida a consecuencia de un pronóstico desfavorable.
  • Condiciones de realización: con un Bioterapeuta.
  • Tiempo necesario: 40 minutos.
  • Materiales: ninguno.

 

Introducción

Un conflicto de pronóstico es una evaluación muy precisa formulada respecto al futuro.

En el marco de la salud, a menudo se trata del anuncio del agravamiento de una enfermedad cuyo desenlace es la muerte, o también el anuncio de una discapacidad o de una fecha límite irreversible.

 

Ejemplos:

«Es el comienzo de la enfermedad de Alzheimer».

«Para usted se acabó la sexualidad».

«Cuáles son sus antecedentes familiares?

-Cáncer.

-Ok, que le hagan despistajes muy a menudo, hay que atajarlo pronto, aunque ahora mismo se encuentre aparentemente sano…».

 

El conflicto generado es tanto más difícil cuanto que le arrebata al tiempo futuro cualquier noción de esperanza de cura, de improviso, de libertad, de posibilidades, y le suma la certeza del agravamiento.

 

Imagina el impacto de una consulta con un famoso, pero torpe especialista en el campo de la videncia, la astrología, el tarot; un médium cuyas consultas causan severos daños cuando el impresionable sujeto, sometido, pasivo, deja de estar en contacto con su espíritu crítico.

 

 

ETAPAS DEL PROCEDIMIENTO

 

  1. Recuerda el momento en que alguien:

-te dio un pronóstico con el que no estabas de acuerdo;

-te impuso un pronóstico con el que no estabas de acuerdo;

-te describió con precisión un futuro con el que no estabas de acuerdo;

-te describió con precisión un evento con el que no estabas de acuerdo.

 

  1. ¿De qué se trataba? (Determinar la naturaleza del evento)

 

  1. ¿Dónde ocurrió? (Descripción del lugar, del espacio)

 

  1. ¿Cuándo ocurrió? Indicarlo con la mayor precisión posible:

-Periodo del año

-Estación

-Día de la semana

-Momento del día, etc.

 

Después de estos cuatro primeros puntos, la persona debería ser capaz de percibir bien el momento preciso. Si es necesario hazle algunas preguntas complementarias:

 

-¿Con quién estás?

-¿Cómo vas vestido/a?

-¿Estás sentado, de pie…?

-Si cierras los ojos, ¿qué ves? ¿Qué oyes? ¿Qué hay a tu alrededor?

 

  1. En ese momento, ¿cuáles son tus resentires, tus emociones? (Dejar emerger todo lo vinculado con este resentir).

 

  1. ¿Qué sientes en tu cuerpo dejando desfilar esas imágenes o esas impresiones?

 

  1. ¿Qué creencia o creencias se derivaron de ello?

 

Tras estos 7 pasos la persona ya es capaz de navegar en su resentir y dejar salir el malestar ligado a este.

 

  1. ¿Qué significa esta predicción para ti?

 

  1. ¿Qué consecuencias tendrá?

 

  1. Si te imaginas a ti mismo dentro de x tiempo (de acuerdo con la predicción que te hicieron) ¿en qué condiciones estarás? ¿Y en x tiempo más un mes? ¿Más seis meses? ¿Más un año? ¿Más diez años?

 

  1. ¿Qué pronostico sería el más acertado para ti ahora?

-¿Qué hubieses necesitado en aquel momento?

-¿Qué te hubiese gustado decir, hacer, tener?

 

Enuncia libremente, completamente, tus verdades, tus intuiciones.

 

Ahora la persona debe sentirse más libre, más relajada.

 

  1. Si la persona no es capaz de liberarse completamente de su conflicto de pronóstico, preguntarle:

 

-¿Has vivido algún otro momento en que también recibieses un pronóstico con el que no estabas de acuerdo?

 

En tal caso, repetir las etapas que van de los puntos 2 al 11.

 

Además

Examinar los auto-pronósticos basados en eventuales búsquedas de información que la persona haya podido hacer por su cuenta en función de lo que pueda considerar una herencia familiar transgeneracional.

Ejemplo: “Es una fatalidad, lo que ha sido, será; está escrito en los astros”.

 

Observación

A veces este Procedimiento va muy deprisa y todo se resuelve con las preguntas 5, 6 y 7.

 

 

 

 

33 Procedimiento Desbloqueo de las cicatrices

Introducción

Después de una operación quirúrgica, la huella que queda en el cuerpo en forma de cicatriz puede suponer un problema, Esta huella también puede crear o expresar un conflicto.

Si tal es el caso, es muy fácil descubrirlo: pasa la mano sobre la cicatriz… ¿Cuál es tu primera impresión? Si no sientes ninguna diferencia con el resto del cuerpo, es que no hay memoria residual. Si, en cambio, sientes irritación y no soportas el contacto de un dedo en esa zona, o si tu sensibilidad es distinta o incluso inexistente, es señal de una memoria conflictiva.

 

Para trabajar tu cicatriz, puedes seguir los siguientes pasos:

 

  1. Identifica la cicatriz sobre la que quieres trabajar.

 

  1. Determina los límites de la zona difícil. A menudo esta parte insensible puede ser mayor que la propia cicatriz.

 

  1. Observa la cicatriz: evalúa los distintos aspectos visuales: color, tonos…

 

  1. Palpa la zona e identifica dónde te resulta más sensible la percepción, más dolorosa, a fin de trazar una especie de mapa para delimitar las zonas agradables y las desagradables.

 

  1. Localiza con uno o dos dedos un punto ligeramente doloroso situado alrededor de la cicatriz; debe ser un dolor soportable. Mantén el dedo sobre la zona precisa del dolor, del malestar, con una presión suficiente y aceptable. Estamos buscando en la cicatriz el punto bisagra entre aceptable e inaceptable mientras recorremos esta pequeña superficie presionando levemente.

Mantén el dedo sobre ese punto doloroso. Espera que la tensión se relaje de manera natural.

 

  1. Busca otros puntos girando alrededor de la cicatriz. A medida que estas tensiones periféricas sean liberadas, el trabajo sobre la cicatriz propiamente dicha será posible.

 

  1. Busca en la cicatriz los puntos dolorosos y “libéralos”.

 

  1. Ahora, apoyando con delicadeza, busca puntos dolorosos un poco más profundos.

 

Observación

El trabajo sobre una cicatriz puede requerir varias sesiones. Cada sesión durará de 20 a 30 minutos. Durante la sesión pueden aparecer, para luego desaparecer, imágenes, sonidos, impresiones. Esto forma parte integrante de este trabajo de liberación de las memorias celulares. Los especialistas familiarizados con prácticas corporales estarán cómodos con este proceso. ¡Adelante!

 

 

 

34 Procedimiento Diálogo con el inconsciente de un órgano

  • Nivel de dificultad: Fácil.
  • Índole: visualización.
  • Indicaciones: acceder a un resentir orgánico, embarazo.
  • Contraindicaciones: ninguna.
  • Objetivo: ponerse en comunicación con espacios orgánicos internos.
  • Condiciones de realización: con un Bioterapeuta.
  • Tiempo necesario: 20-30 minutos.
  • Materiales: ninguno.

 

Introducción

Esta herramienta se adapta maravillosamente a un buen número de situaciones. Es una herramienta puramente metafórica. La utilizamos con frecuencia cuando las personas tienen un problema orgánico, físico, emocional. Este Procedimiento permite acceder al resentir profundo de un órgano. Facilita restablecer el diálogo con uno mismo. El órgano se convierte, provisionalmente, en una parte de uno que aprendemos a descubrir, a reconocer y luego a conectar de nuevo.

 

 

ETAPAS DEL PROCEDIMIENTO

 

  1. Define la parte del cuerpo con la que la persona quiere trabajar. Puede tratarse de un órgano enfermo, doliente, o simplemente de una zona de atención especial en una determinada parte del cuerpo.

Ejemplo: la pierna derecha, el pulmón izquierdo.

 

  1. Expresar el problema físico

“Tengo un nódulo en el hígado”. “Tengo una angina”. “Tengo un esguince de rodilla”. “Tengo reumatismo en los dedos de la mano derecha”. “Tengo migrañas”. Etc.

Localizar bien este problema en el cuerpo.

De ser posible, es conveniente delinearlo con un dedo igual que delineamos el perímetro de un país en un mapa.

Por ejemplo, en el caso de reumatismo en una mano, ¿qué parte de los dedos está afectada? Señalar dichos puntos con toda precisión.

 

  1. Elegir un soporte

Puede ser una mesita, el suelo, una piedra, un almohadón, una tabla, un lienzo esterilizado, ¿de qué color y de qué material está hecho este soporte? Todas estas informaciones son descripciones sensoriales; en ningún caso, una reflexión, una apreciación personal, emocional o intelectual: “Es bonito”, “es feo”, “por qué me viene esta imagen a la cabeza”, “esta tela me recuerda…”. Este tipo de pensamientos deben evitarse; nada de comentarios, solo la experiencia sensorial: “el lienzo es rosa”, “la mesa tiene tres patas”,…

Evidentemente la elección sensorial nunca es casual. Pero no se debe analizar. La vivimos y luego la transformamos.

 

Coloca la zona del cuerpo fuera de ti, sobre el soporte elegido: una mesa, un Más difícil, un almohadón o cualquier otro emplazamiento a tu gusto.

Por ejemplo: poso el estómago encima de un almohadón azul colocado sobre una mesita.

 

  1. Pedirle a la persona que detalle sensorialmente

Si la persona tiene afectado los cartílagos de los dedos, le pides que te diga sus características: el color, la forma, la textura. ¿Parecen de goma o son más duros? ¿Son pesados o livianos? ¿El cartílago es de color amarillo o más bien gris?

Haces que el paciente detalle sensorialmente el problema orgánico colocado sobre el soporte. La persona ha posado en él la mano con sus reumatismos, o el cerebro con la migraña, o su rodilla con el esguince…, y visualiza su problema, lo detalla sensorialmente de la forma más completa posible. Describir. Cortocircuitear la razón, la inteligencia.

 

  1. Diálogo con el órgano

Es como si el órgano tuviese unas orejas y una boca pequeñas. Vamos a hacerle unas preguntas y será el órgano quien las responda, no el sujeto. Este debe sumarse al juego, dejarse ir, como hacen los niños. Escucha las respuestas y se las transmite al Bioterapeuta.

 

Una vez que la forma ya está detallada, le preguntas a la persona:

 

-¿Qué es lo que tu (el sujeto) sientes respecto de ese órgano?

-¿Desde cuándo?

-¿Cuál es el rol del órgano?

-¿Y el del síntoma?

-¿Cuál es su misión?

-¿Cuál es su sentido?

-¿Cuál es su función?

-¿Su función es positiva?

-¿Para qué es útil?

-¿Cuándo ha sido útil?

 

Eres tú, el Bioterapeuta, quien le sugiere la pregunta al sujeto. Y es el sujeto el que le hace la pregunta al órgano. Y el órgano le responde al paciente, quien, a su vez, te repite la contestación.

La persona puede decirte: “Pues bien, él dice que sirve para que yo sea sensato” o “para que yo esté seguro”, etc.

El Bioterapeuta repite todas estas preguntas mientras sigan llegando las respuestas. Observa los cambios en el órgano.

 

  1. Mensaje del órgano

Pregúntale al órgano:

-¿Qué siente este órgano por el sujeto?

-¿Cuál es su emoción?

-Este órgano (este hueso) ¿tiene algún mensaje para el sujeto?

-¿Hay algo que quiera decirle?

-¿Tiene alguna información para él?

-¿Qué edad tiene?

-¿Su origen?

-¿Es útil conocerlo?

 

La persona repite las respuestas dadas por el órgano. Exclama en voz alta: “Me dice que no debí hacer tal cosa, o que debí hacer tal otra”.

El Bioterapeuta repite todas estas preguntas mientras siguen surgiendo respuestas. Observa los cambios en el órgano.

 

  1. Las necesidades del órgano

A continuación, le preguntas al sujeto:

-¿Qué necesita el órgano para que el síntoma se transforme?

-¿Para cambiar? ¿Para evolucionar? ¿Para mover las cosas?

-¿Necesita decir algo? ¿Qué? ¿A quién?

 

El órgano puede responder: “Necesita que lo repinte de rojo”, “Necesita que le dé un besito”, “Necesita que lo lave con jabón todas las mañanas”, “Necesita estar seguro de que seré prudente en el futuro”, etc.

 

  1. ¿Qué vamos a poner en su lugar?

Hay que adaptarse al tipo de problema físico.

Si la persona tiene una masa, un tumor, un quiste…, si tiene algo “de más”, la pregunta puede ser: “¿Qué necesitas para desaparecer?”

Pregúntale a la persona y no al órgano, ni tampoco al problema, lo que desea poner ahora en ese espacio. Donde había un tumor va a haber un vacío. Había un problema y tú has eliminado el problema. ¿Qué vamos a poner en su lugar? Puede ser un ramo de tulipanes, un sol, un libro, una foto, una playa, una piedra. ¿Qué decides? Y  la persona te dirá lo que va a poner. El tumor se ha ido. El problema ha desaparecido. Pongo algo en ese vacío.

Si la patología es un agujero, una lisis, una úlcera, una descalcificación…, si hay algo “de menos”, entonces la pregunta será: ¿Qué necesitas para rellenar ese vacío?

Transmite virtualmente todo lo que necesita hasta que esté plenamente satisfecho.

 

Repite todas estas preguntas tanto tiempo como sea necesario. Observa los cambios en el órgano.

 

  1. Contrato

Después se cierra un contrato con el inconsciente. “Me comprometo a ser prudente, a ser amable, a lavarlo…” Y el órgano también se compromete por contrato: entonces podrá cambiar.

 

  1. Comprobaciones

Le preguntas a la persona si todo está bien. ¿Acepta recuperar su órgano y volver a ponerlo en su interior? ¿Le parece correcto? ¿Todo está en orden? La persona examina lo que siente y responde.

Hay una última comprobación, muy útil, que expresamos con esta pregunta importante: ¿Ha dado el órgano todos los mensajes?

 

  1. Ecología sistémica

Reintegro el órgano o la parte en cuestión al cuerpo asegurándome de que esto se hace en armonía con las otras partes del mismo.

Si una parte no acepta la reintegración del órgano, repetir las preguntas sobre esta parte.

 

  1. ¿Qué diferencias surgen en términos de sensaciones?

La persona ha vuelto a colocar el órgano en su interior y compara: ¿se siente mejor, igual, peor? Si la persona se siente mal, si percibe alguna molestia, empezamos de nuevo el ejercicio. Ponemos esa sensación encima de un soporte y retomamos el Procedimiento a fin de reciclar e interrogar a esa molestia.

 

  1. Agradecimientos

Para terminar, el paciente le da las gracias a l órgano por lo que acaba de hacer. Terminar así es fundamental. Es lo justo; entra en el orden de las cosas, pues va a instalarse una complicidad. La próxima vez, la persona podrá dialogar con su inconsciente con más facilidad. Y así el inconsciente y el consciente podrán ayudarse mutuamente.

 

Variante

Después de haber practicado este Procedimiento varias veces, es posible incluirte a ti mismo:

-¿A quién perteneces?

Determinar la proporción que pertenece a la persona y la que pertenece a un antepasado.

Repetir las etapas.

 

 

 

 

Cuestionario sobre la calidad de mis relaciones

En las siguientes preguntas, concentra tu atención en las personas de tu entorno, presente y pasado. Pueden estar vivas o haber fallecido, estar presentes o ausentes. Vas a evaluar la calidad relacional que existe entre ellas y tú. Para ello, pon una nota entre 0 (la peor) y 10 (la mejor). En cuanto a relaciones que se remonten a tu infancia, debes estar atento y diferenciar bien tu evaluación de hoy como adulto de tu evaluación como niño. Haz las dos. A menudo, de niños evaluamos de forma más pertinente que cuando somos adultos y ya hemos aprendido a adaptarnos y a gestionar con la “razón” nuestro malestar relacional. En tus respuestas, si la persona en cuestión tiene un diminutivo especial, empléalo.

Tómate tu tiempo, pero tampoco pienses mucho; se espontáneo y honrado en la nota que asignes. Respecto a determinadas personas, te sentirás ecuánime (nada que decir sobre ellas); con otras (tus aliados, tus recursos, ¡tus codependientes!) tendrás una impresión muy positiva. Con otras, por último, sentirás que la calidad emocional fluctúa según las circunstancias (en estos casos, poner la nota es más difícil).

 

Una vez que hayas completado este balance, te será más sencillo elegir a la persona adecuada en la relación que quieres hacer evolucionar.

 

A cada una de las personas elegidas puedes ponerle una nota y un calificativo. 0=mala relación, 10=excelente relación.

 

Ejemplo

¿Cómo evalúas tu calidad relacional,

…con tu madre (escribe el diminutivo empleado: mamá, mami, mamita…)

…con tu padre (escribe el diminutivo empleado: papá, papi, papito…)

…con cada uno de tus hermanos y hermanas,

…con cada uno de los otros miembros de tu familia (abuela, tío, tía…)

…con tu marido, esposa, pareja,

…con cada uno de tus hijos,

…con tus ex,

…con tu suegra,

…con tu suegro,

…con tus colegas en el trabajo,

…con tus amigos,

…con otras personas?

 

 

 

 

35 Procedimiento Clarificar una relación difícil

  • Nivel de dificultad: Más difícil
  • Índole: posición de percepción
  • Indicadores: dificultades relacionales, timidez. Todas las sensaciones emocionales difíciles con alguien en particular.
  • Contradicciones: ninguna
  • Objetivo: expresar hacia el exterior lo que sentimos en el interior de nuestro cuerpo
  • Condiciones de realización: con un terapeuta
  • Tiempo necesario: 40 minutos más o menos
  • Materiales: tres sillas

 

Introducción

Gracias a este Procedimiento vas a vivir una situación desde un punto de vista habitual: el punto de vista del otro, así como el del mediador o el terapeuta.

 

ETAPAS DEL PROCEDIMIENTO

Hay dispuestas tres sillas: una para el paciente, otra para el terapeuta y una tercera está vacía. El paciente elige a una persona con la que experimenta dificultades.

La imagina sentada en la silla vacía.

El paciente puede acordarse de un momento preciso con esa persona ¿cuándo fue? ¿Dónde?

El paciente está en la escena, asociado como un actor. Se sienta frente a su interlocutor, que ahora se encuentra en la dirección de la silla vacía. Los dos deben tener la misma postura que en aquella escena conflictiva.

Le expresas a esa persona todas tus reivindicaciones, tus sufrimientos, tus deseos.

Observa su lenguaje corporal. Procura que la persona hable con todo su cuerpo. Su postura debe evolucionar, transformarse.

Haz que repita el movimiento (golpear, dar  patadas…), que lo amplifique hasta que haya un cambio en el cuerpo.

Ahora la persona cambia de espacio. Sales de ti mismo y entras en contacto con la realidad de esa persona; todo lo que vas a resentir es lo que resiente esa persona. Adopta su postura y exprésale al Bioterapeuta todos los sentidos, las emociones y las experiencias interiores. A continuación, repetir los puntos 2 y 3.

 

Rehacer tantas transiciones como sean necesarias para alcanzar la transformación deseada.

Terminar siempre la sesión con el paciente sentado en su propia silla.

 

Nota

Si la persona está bloqueada y no es capaz de ponerse en el lugar del otro, pedirle simplemente que se acerque a él/ella, que entre un poco en contacto, que se retire y luego se cerque de nuevo. ¿Qué impresión te causa esto?

 

Opcional

Puede ser útil que el paciente ocupe la silla y adopte la postura del Bioterapeuta. Así puede inducírsele a dar un consejo a uno o al otro, de forma que se rompa el aspecto duelo del problema.

 

Observación

Es importante volcar bien todo el resentido antes de cambiar de silla. Después de cada etapa, tómate tu tiempo. Si el paciente empieza a hablar de sí mismo cuando está sentado en la silla del otro, interrúmpelo con suavidad y haz que vuelva a sentarse en su propia silla.

 

 

 

 

36 Procedimiento Romper lazos

  • Nivel de dificultad: Fácil.
  • Índole: visualización.
  • Indicaciones:

-Dificultades para separarse de una persona o de un objeto.

-Dificultades para aceptar una desaparición o muerte.

-Fusión con un padre o con un hijo.

  • Contraindicaciones: dificultades para visualizar.
  • Objetivo: autorizarse para deshacer unos vínculos limitantes e inconscientes.
  • Condiciones de realización: en primera instancia, con un terapeuta.
  • Tiempo necesario: entre 30 y 40 minutos.
  • Materiales: ninguno.

 

Introducción

En nuestras relaciones se distinguen dos tendencias: la soledad o la invasión. En términos generales, la invasión hunde sus raíces en una soledad mal vivida en el pasado. Recíprocamente, el hecho de encontrarse solo se debe generalmente a una invasión pasada.

Al romper simbólicamente unos lazos virtuales con una persona o con un objeto, esto nos permite volver a encontrar un punto más adecuado en nuestra forma de vincularnos con esa persona o con ese objeto. Algunos individuos a veces tienen miedo de romper unos lazos porque piensan que al hacerlo perderán al mismo tiempo el amor de esa persona.

En realidad, no se trata de eso, sino más bien de cortar por lo sano las proyecciones compulsivas sobre esa persona o ese objeto. Eso es todo.

 

ETAPAS DEL PROCEDIMIENTO

  1. Determina una persona o un objeto con el que quieres romper los lazos.

 

  1. Encuentra un recuerdo preciso con esta persona o con este objeto, una escena vivida con una emoción difícil, muy clara y consciente.

 

  1. Exterioriza ese vínculo entre tú y la persona o el objeto que está delante de ti. Luego hazte esta pregunta: ¿Cuál es la naturales de este vínculo: hilo, cuerda, cadena…?

 

  1. Hazte la siguiente pregunta: ¿Por qué era tan importante mantener estos vínculos hasta ahora?

 

  1. Deshaz los vínculos utilizando, si es necesario, elementos de visualización exteriores (fuego, herramientas cortantes, cirugía…). Visualiza todo lo que sea necesario hasta una plena satisfacción. Cauteriza para no sufrir pérdida de energía.

 

  1. Piensa de nuevo en el recuerdo del punto 2 y experimenta lo que ha cambiado.

 

  1. Imagina un momento compartido con esta persona o este objeto, pero esta vez en el futuro ¿Cuál es tu nueva experiencia interior?

 

Observaciones

Este Procedimiento puede unirse a ejercicio de la línea del tiempo.

Si la visualización es difícil, dale libre curso a tus dos manos para que puedan hacer todos los gestos que ayuden a la liberación.

Si algunos vínculos aún resisten, pregunta: ¿Por qué es importante que estos vínculos resistan?

 

 

 

 

37 Procedimiento Permanecer tranquilo ante las emociones ajenas

  • Nivel de dificultad: Más difícil.
  • Índole: visualización, presencia espacial.
  • Indicaciones: dificultad para hacer frente a las emociones expresadas por otra persona.
  • Contraindicaciones: dificultades para visualizar.
  • Objetivo: aceptar emociones difíciles percibidas en otra persona.
  • Condiciones de realización: con un terapeuta.
  • Tiempo necesario: entre 30 y 40 minutos.
  • Materiales: ninguno.

 

Presentación

A menudo estamos incómodos, a disgusto, indefensos, aterrorizados…, cuando nos hallamos ante alguien cercano, o incluso un desconocido, que expresa emociones como ira, sufrimiento, tristeza, etc.

Ante esta situación, existen diferentes formas de reaccionar: entre ser agresivo o salir corriendo, el resultado nunca es satisfactorio. Entonces ¿cómo lograr la actitud deseada? Esto es lo que propone este Procedimiento apoyándose en varias observaciones.

 

En primer lugar ¡lo que me molesta en el otro está en mí! Y esa es, precisamente, la razón por la que estamos incómodos. Nos negamos a ver nuestra cólera, nuestra tristeza, nuestros lamentos…, y deseamos tanto que desaparezcan que al encontrarnos en el exterior nos dan ganas de… huir, por ejemplo.

 

En segundo lugar, solo hay una causa por la que cualquier emoción puede suponernos un problema: porque está petrificada. Y curarnos quiere decir volver a dotarla de vida. Induciendo un cambio en esta emoción, el único resultado posible es que evolucione y se convierta en un recurso.

No estás obligado/a creerme antes de haber experimentado lo que sigue.

 

ETAPAS DEL PROCEDIMIENTO

  1. Encuentra una situación en la que te hayas sentido a disgusto cuando alguien expresaba una emoción desagradable. Elige una situación reciente o el recuerdo de una vivencia relacional que te duela cuando piensas en ella.

Ejemplo: Estoy cara a cara con mi vecino, que expresa su cólera, grita…, y me siento mal; tengo ganas de salir corriendo.

 

  1. Describe esta situación difícil. Verbaliza las sensaciones, el resentido, tu emoción. ¿Qué sientes ante esa persona encolerizada?

 

Simboliza esa emoción:

Si esa emoción fuese una cosa, ¿qué sería? Ejemplo: un ascua.

¿De qué color? Rojo y negro

¿Qué forma tiene? Cuadrada y puntiaguda.

¿Qué textura tendría?…

 

  1. Localiza esa “cosa” (la creación descubierta anteriormente) en el espacio. Ejemplo: a tres metros de mí, a cierta altura y ligeramente a la derecha.

Visualiza ese holograma.

Entra en ese holograma, en ese espacio emocional. Conviértete en la emoción (ejemplo: la cólera); siente ese espacio desde el interior.

Acepta entrar en contacto con lo que ha estado reprimido.

 

  1. Deja madurar esa experiencia en el interior de tu cuerpo. El cuerpo sabe perfectamente lo que debe hacer.

Ejemplo: Te propongo que entres en esa ascua, que te conviertas en esa ascua negra y roja.

La emoción que me molesta en el otro también está, casi siempre, en mí; pero está escondida, reprimida. No está expresada.

 

  1. Adopta la postura corporal que mejor se ajuste a esta emoción, a este resentir. Tus brazos, piernas y tronco deben desplazarse como si bailases. Esculpe en el espacio la expresión de esa emoción. Ejemplo: de pie, con los brazos extendidos hacia el cielo y los pies separados o unidos. Deja actuar a tu cuerpo.

 

  1. Luego acompaña la emoción, las sensaciones. Deja que evolucionen, que se transformen, a fin de liberarlas. Continúa así hasta la fluidificación completa y el reciclaje de la energía emocional.

 

  1. Expresa las nuevas sensaciones, percepciones y transformaciones sentidas.

 

  1. Por último, responde a esta pregunta: ¿cómo me siento ahora cuando pienso en la persona que me molestaba?

 

Observaciones

Si el espacio emocional es intolerable, el paciente puede acercarse al holograma, entrar un poco en él, progresiva o parcialmente, y luego salirse. El objetivo es volver a poner en movimiento la emoción.

Puede ser útil rehacer las etapas para reciclar las informaciones.

En una misma experiencia pueden aparecer varios resentidos.

 

 

 

38 Procedimiento El Fénix en el bolsillo

  • Nivel de dificultad: Más difícil.
  • Indicaciones: cualquier tipo de problema.
  • Contraindicaciones: profundo sufrimientos morales.
  • Objetivo: descubrir tu herida y transformarla.
  • Condiciones de realización: entre dos personas.
  • Tiempo necesario: entre 30 minutos.
  • Materiales: papel y lápiz.

 

Introducción

La idea de este Procedimiento es ir en busca de las heridas que pueden estar presentes en nosotros, aunque nos sintamos bien. Su objetivo también es permitirnos trabajar en las formas de ser instintivas y en las formas de reaccionar en situaciones de estrés. Esta es una invitación a transformar el universo real en universo onírico.

 

ETAPAS DEL PROCEDIMIENTO

  1. Imagino que hay un animal herido cerda de mí. Aún no sé dónde está. Lo busco.

Nota: es preferible definir un espacio preciso donde buscarlo. Por ejemplo, en esta habitación o entre aquí y allí.

 

  1. Describo ese animal, la naturaleza de su herida, su postura en el suelo.

 

  1. Adopto la misma postura que él. Siento la totalidad de mi cuerpo en esa postura de animal herido. Ajusto mi respiración a lo que siento (a menudo se vuelve entrecortada y superficial).

 

  1. Progresivamente, voy a transformarme, a curarme. Visualizo o hago todo lo que me parece importante para acceder a mi curación y salir de este apuro.

Me doy cuenta de que esta curación me permite acceder a nuevas capacidades. Gracias a esto yo………..(completar esta frase).Dejo que el animal que soy se transforme, se dote de aptitudes nuevas, reales o imaginarias (por ejemplo: un perro muy grande que, además, es capaz de volar).

 

  1. Represento esta transformación en un símbolo que dibujo y guardo en mi bolsillo.

 

 

Luego de estos Procedimientos las cosas son muy distintas. Gracias a un trabajo personal, ha aprendido a cambiar su comportamiento y a afirmarse. Cuando piense de nuevo en  que se sentía observada, juzgada, desvalorizada por todos y cada uno de los niños, ya no se siente agredida por los otros, por sus miradas o sus pensamientos.

Ya no tiene que “borrarse”, puesto que ya no se siente agredida por el otro, es decir, por si misma. Con los nuevos Procedimientos ha aprendido que ¡el otro Yo! Cuando le reprocho su cólera, es mi cólera la que rechazo. Reconciliada consigo misma, ¡está en paz con todos!

 

Con los Procedimientos que siguen, ¿Qué va a descubrir? ¿Sus experiencias de separación, de abandono? ¿Cómo la desplazaron su padre y sus compañeros de colegio? En realidad, puesto que el otro es ella, esto equivale a decir: Cuando creo estar separada del otro ¿es de mi misma de quien estoy separada?

 

 

Corriendo una hoja, poniéndola frente a ti, sujetando el lápiz que prefieras y dando libertad a la mina para que corra o camine por tu hoja de papel, dibuja tu objetivo.

 

CUESTIONARIO SOBRE MIS REACCIONES

Aunque para la persona sea difícil observarlo, es normal que cambien nuestros propios comportamientos; pero estos cambios son fácilmente percibidos por el otro, y así nos lo demuestra. Cuando alguien nos desvela y saca a la luz nuestra propia conducta, puede ser tentador despacharlo con un: ¡Si no le gusta, tanto peor para él! Pero si nuestra historia está repleta de fracasos, nuestra reacción se volverá más bien introvertida y tenderemos a pensar: Soy una nulidad, nunca saldré adelante.

Por supuesto, entre estos dos extremos, entre el rechazo y la culpabilidad, hay múltiples posibilidades.

El objetivo de los dos cuestionarios que vienen a continuación es aportarle aún más conciencia a tu cuerpo y proporcionarte más posibilidades donde elegir.

 

 

PRIMERA PARTE DEL PROCEDIMIENTO

 

  1. Te invito a completar las siguientes frases concentrándote en tus comportamientos:

-Si tengo problemas con un hombre, yo…

-Si admiro a una mujer, yo…

-Cuando estoy furioso, yo…

-Si estoy triste, yo…

-Si alguien no ha cumplido lo que me prometió, yo…

-Si tengo dificultades con una mujer, yo…

-Si admiro a un hombre, yo…

-Cuando estoy celoso/a, yo…

-Cuando alguien me hace un reproche, yo…

 

Una misma causa puede provocar varias reacciones distintas, así que debes permitirte escribir TODO lo que se te pasa por la cabeza, sin discriminaciones.

 

  1. Ahora evalúa tus respuestas. Califícalas en función de lo que te parezca adecuado, de 0 a 10; un 0 corresponderá a cualquier reacción que consideres realmente exagerada, mientras que un 10 validará una reacción que juzgues adecuada a las circunstancias.

 

 

SEGUNDA PARTE DEL PROCEDIMIENTO

 

  1. Dirígete a las personas de tu entorno y pregúntales cuáles son los comportamientos que mejor te caracterizan:

-Obstinado.

-Nunca toma una decisión.

-Testarudo.

-Colérico.

-Habla todo el tiempo.

-No escucha.

-Enfurruñado.

-Encantador.

-Compulsivo.

-Tiene prejuicios.

-Desmoralizador.

-Estrecho de espíritu.

-Muy trabajador.

-Tenso.

-Mentiroso.

-Obsesionado.

-Molesto.

-Egocéntrico.

-Desordenado.

-…

 

  1. Pregúntate ahora qué es lo que menos soportas en los otros… utilizando la misma lista. Establece la relación que existe entre lo que te reprochan y lo que tú le reprochas a los demás.

 

 

 

39 Procedimiento La pelota de papel o cómo revelar Y transformar nuestras relaciones

  • Nivel de dificultad: Fácil.
  • Índole: simbólica.
  • Indicaciones: toda clase de dificultades relacionales, con personas, gérmenes, insectos, alimentos…
  • Contraindicaciones: ninguna.
  • Objetivo: liberar tu resentir sin tener que acceder a tu historia pasada.
  • Condiciones de realización: primero con un Bioterapeuta y luego solo, cuando la soltura adquirida con la costumbre empiece a ser natural.
  • Tiempo necesario: 40 minutos.
  • Materiales: papel y lápiz.

 

Introducción

Este Procedimiento permite resolver todo tipo de bloqueos físicos, psíquicos o emocionales.

 

 

ETAPAS DEL PROCEDIMIENTO

 

  1. Elije la relación difícil que desees mejorar. Ejemplo: una persona con la que te sientes mal, que te desagrade, o un animal, un objeto, un alérgeno, una actividad altamente conflictiva: X.

 

  1. Toma una hoja rayada o blanca. Escribe en grandes caracteres el nombre de esa persona, animal, etc., o bien sus iniciales, un símbolo, etc.

 

  1. Escribe de nuevo, varias veces, ese “nombre”, con la mano derecha y con la izquierda, por ambas caras de la hoja, en letras grandes y en letras pequeñas…

 

  1. Estruja la hoja de papel hasta hacer una pelota.

Acerca la pelota a tu boca. Observa lo que ocurre. Alternativamente, aleja y acerca la pelota de la boca. Observa lo que ocurre en ti. Repite estos gestos hasta que te sientas cómodo con la pelotita cerca de tu boca. Si el malestar es muy agudo, habla del asunto con alguien.

Pasa la pelota por tu cuerpo y déjala quieta en los lugares donde tu cuerpo reaccione emocionalmente, hasta que cese esa reacción en dicho lugar; luego cambia la pelota de sitio. Si es preciso, habla con alguien de tu resentir hasta que éste se transforme; esto es válido para cada etapa del Procedimiento.

Siéntate encima de la pelota. Observa.

Coloca la pelota debajo de tus pies, primero de uno y luego del otro. Observa.

Vuelve a poner la pelota delante de tu boca. Si X es una persona, ¿qué quiero decirle a X? ¡Y se lo digo! Si se trata de un animal, de un alimento, etc., le hablo como si fuese una persona.

¿Qué me gustaría hacerle a X? ¡Se lo hago a la pelota!

¿Qué necesita X para ponerse realmente en movimiento? Si necesita una sacudida, lanzo la pelota por el aire, etc.

Me dejo apercibir de lo que X necesita de verdad para conectarse con “ella” misma.

Simbolizo lo que a mi juicio es necesario para que se dé una profunda transformación en X. Conecto esta “cualidad” con mi interior.

A continuación vuelvo a pasar la pelota por mi cuerpo con esa “cualidad” integrada.

Acerco de nuevo la pelota a mi boca y le digo lo que quiero decirle a X.

 

  1. Escribo mis impresiones después de esta experiencia.

 

  1. Guardo un pedacito de la pelota y dispongo del resto según mi resentir. ¿Qué hago con ella? Tirarla, arrojarla al agua, quemarla… Sea lo que fuere, lo hago lo antes posible.

El pedacito restante es un testigo de las vivencias de mi jornada y dejo que desaparezca de modo natural.

 

 

Observación

Este Procedimiento nos lleva a descubrir con claridad que hay dos realidades conflictivas: rechazar que algo o alguien se acerque a nosotros o bien no poder liberarnos de un sentimiento que habita en nuestro interior.

 

 

 

 

40 Procedimiento Deshacer la historia de una dificultad

  • Nivel de dificultad: Más difícil.
  • Índole: línea de tiempo.
  • Indicaciones: emocional.
  • Contraindicaciones: estado depresivo, malestar grave.
  • Objetivo: deshacer conflictos en su origen, en un tiempo y un espacio precisos.
  • Condiciones de realización: con un terapeuta.
  • Tiempo necesario: entre una hora y hora y media.
  • Materiales: objetos pequeños para marcar la línea de tiempo.
  • Prerrequisitos: haber hecho líneas de tiempo sobre resentires agradables.

 

Introducción

La línea de tiempo nos permite viajar en un espacio virtual, ya sea agradable o conflictivo. El hecho de desplazar simbólicamente el cuerpo al pasado permite acceder a un evento programante o estructurante de tu propia historia.

 

 

ETAPAS DEL PROCEDIMIENTO

 

  1. Imagina en el suelo una línea virtual que va desde tu concepción hasta hoy.

 

  1. Localiza en ti el resentir en el que quieres trabajar. Ejemplo: percepción interna del miedo a morir a causa de un temblor en el vientre.

Para localizar el primer momento en tu vida en que tuviste ese resentir, colócate sobre la línea de tiempo imaginaria “trazada” en el suelo, justo en el punto “hoy”, y retrocedes hacia el pasado hasta contactar con esa sensación primigenia. Si vas demasiado lejos en la línea de tiempo, la sensación desaparecerá.

 

  1. Localiza la zona bisagra entre la ausencia y el comienzo de la sensación.

Instálate en esta zona bisagra y déjate recorrer por tu resentir: las emociones, las imágenes, las diversas sensaciones, los dolores, los colores… Expresa todo lo que te viene.

 

  1. Si es necesario, hazte estas tres preguntas DESPUES de haber vivido y volcado el contenido emocional del evento:

 

-¿Qué hubiese necesitado en aquél momento? Permítete responder todo lo que sea preciso.

-¿Qué creencia engendró este evento en tu vida? Permítete responder todo lo que sea necesario.

-¿Hay alguna parte de mi cuerpo que aún guarde memoria de este evento? En caso afirmativo ¿cuál? Deja que esa parte exprese todo lo que sea necesario hasta que su contenido se borre y quede liberada.

 

  1. Poco a poco, avanza y retrocede hasta el presente sintiendo las modificaciones en tu cuerpo.

 

  1. Observa el resentir en el que acabas de trabajar (por ejemplo, el miedo a morir), verifícalo en el momento presente de la línea de tiempo.

 

  1. Ahora da un paso hacia adelante para instalar tu resentir de bienestar en el futuro.

 

 

Observación

Este Procedimiento es muy potente. Muchas personas se asombran al comprobar la cantidad de detalles que son capaces de extraer de sus recuerdos. Crear una línea de tiempo virtual facilita en gran medida el acceso a tu inconsciente.

 

 

 

 

 

41 Procedimiento Desbloquear un dolor físico

  • Nivel de dificultad: Más difícil.
  • Índole: visualización búsqueda interior.
  • Indicaciones: toda clase de dolores físicos o morales.
  • Contraindicaciones: dolores insoportables o que se agravan al pensar en ellos.
  • Objetivo: disminuir o eliminar un dolor físico.
  • Condiciones de realización: preferiblemente, con un Bioterapeuta.
  • Tiempo necesario: entre 30 y 40 minutos.
  • Materiales: ninguno.

 

Introducción

Este Procedimiento a veces funciona de forma milagrosa. Parte del siguiente principio: lo que le resulta insoportable al cerebro ¡es la ausencia de referencias!

Poner tu dolor en palabras situándolo en una escala de importancia ya es curativo de por sí. En ocasiones habrá que ayudar al paciente a describir exactamente lo que le pasa. La descripción se irá transformando a lo largo de toda la sesión. Hay que dirigir al paciente hacia su resentir. Utiliza las características siguientes a fin de describir mejor las sensaciones:

 

Dolores:

-Batiente                              -Pinchazo

-Descarga eléctrica         -Puñalada

-Fogonazo                           -Pellizco

-Martillante                          -Apretón

-Compresión                      -Calor

-Aplastamiento                  -Quemadura

-Atenazante                       -Frio

-Triturante                            -Hormigueo

-Tirante                                 -Comezón

-Desgarramiento               -Entumecimiento

-Torsión                                 -Pesadez

-Arrancamiento                 -…

 

 

ETAPAS DEL PROCEDIMIENTO

 

-¿Dónde te duele?

-¿Cuándo apareció el dolor por primera vez?

-El paciente debe describir el dolor: “Es como…”

-¿Qué forma tiene?

-¿De qué color es?

-¿Qué densidad tiene?

 

Una descripción precisa nos conducirá al conflicto preciso y exacto.

 

-¿Qué agrava este dolor? (es lo que desencadena el conflicto).

-¿Qué es lo que alivia el dolor? (es lo que aleja el conflicto).

-Definir una escala de intensidad que vaya del 0 (ausencia del dolor) al 10 (dolor insoportable). Esta escala nos permitirá evaluar los cambios de percepción que el paciente tiene de su dolor.

 

Si el dolor persiste es que estamos en presencia de un bioshock programante más antiguo. En este caso hay que deshacer el impacto emocional. El Bioterapeuta pregunta entonces:

 

-¿Has tenido alguna vez un shock que se parezca a estas sensaciones de dolor?

-En caso de respuesta afirmativa: ¿cuándo fue?

-¿Dónde fue?

-¿Qué ocurrió?

-¿Qué sentiste en aquel momento?

-¿Con quién estabas?

-…

 

Continua hasta que el resentir emocional y el dolor disminuyan.

 

Observación

Si se trata de dolores de regla, añadir entre las etapas 2 y 3: “¿En qué momento del ciclo estas? ¿A qué corresponde este momento para ti? ¿Cuál es tu relación con la autoridad? ¿Qué recuerdos tienes de tus primeras reglas?”.

 

 

 

 

 

 

42 Procedimiento Curación a través del dibujo

  • Nivel de dificultad: Fácil.
  • Índole: dibujo.
  • Indicaciones: cualquier clase de dificultades.
  • Contraindicaciones: ninguna.
  • Condiciones de realización: solo o con un Bioterapeuta.
  • Tiempo necesario: de 15 a 20 minutos.
  • Materiales: hojas de dibujo o una pizarra blanca lápices rotuladores.

 

Introducción

Desde el principio de los tiempos, el arte les ha permitido a numerosos artistas y creadores exteriorizar sus conflictos bío-psico-genealógicos. El arte-terapia goza hoy de un reconocimiento real; permite hacer emerger informaciones por un cauce distinto a la expresión verbal.

Los objetivos definidos al comienzo de la sesión, antes de elaborar el dibujo, pueden variar. Estos objetivos permiten abordar distintos aspectos de uno mismo, aspectos que pueden ser biológicos, emocionales, relacionales, familiares, espirituales,…

El dibujo revela elementos inconscientes del individuo; observar y comprender estos elementos en plena conciencia abre la vía del cambio.

 

El inconsciente

Los psicoterapeutas, psicoanalistas, neurólogos, psiquiatras o biólogos difieren en la representación que se hacen del inconsciente; ¿y tú?, ¿cuál es tu representación?

El inconsciente es, por una parte, el depósito de conflictos y neurosis por otra un potencial, una fuerza vital y un conjunto de recursos ilimitados que nos permiten resolver nuestros problemas y crear nuevas soluciones para uno mismo, para el entorno y tal vez para la humanidad. Estos dos aspectos del inconsciente escapan a nuestro consciente. La curación a través del dibujo puede hacer posible su manifestación.

Para ganar en eficacia, nuestro inconsciente se comunica con el “exterior” mediante símbolos principalmente. Observando estos símbolos es posible acceder al inconsciente, entrar en contacto con creencias y conflictos limitantes, que podremos modificar, o con puntos de referencia y recursos, si eso es lo que queremos.

Así, dando vía libre a nuestros deseos de dibujar o representar esto o aquello, accedemos fácilmente a una parte de nosotros mismos. Luego, una vez terminado el dibujo, dejamos emerger nuestro resentir para, a continuación, transformar ese dibujo hasta estar completamente satisfechos. Por supuesto, podremos transformarlo tantas veces como lo consideremos necesario.

 

ETAPAS DEL PROCEDIMIENTO

 

  1. La elección del tema

Para elegir el tema de tu dibujo, encuentra el resentir principal que emerge de tu dificultad o de tu búsqueda. Estos son algunos ejemplos de temas:

 

-Cómo veo mi proyecto profesional.

-Mis vínculos con…

-Mi familia.

-Mi relación con el dinero.

-Mi órgano enfermo.

-Mi cuerpo.

-Mi identidad.

-Mis recursos inconscientes.

-…

 

  1. Hago mi dibujo
  2. a) Me tomo todo mi tiempo y procuro que nada ni nadie me moleste (teléfono, niños, etc…)
  3. b) Preparo mis materiales de dibujo: papel, lápices de colores…
  4. c) Elijo un tema que escribo en el dorso de la hoja con la fecha y hora (esto es importante si vas a hacer varios dibujos en el día).
  5. d) hago mi dibujo. (También puede hacerse con los ojos cerrados).
  6. e) Coloco mi dibujo a cierta distancia y lo miro mientras me hago las siguientes preguntas: ¿Cómo me siento? ¿Cuál es mi resentir? ¿Qué me apetece ahora?
  7. f) Retomo mi dibujo y lo modifico.
  8. g) Me alejo de él y lo observo. Si es necesario, lo modifico de nuevo.
  9. h) sigo con estas etapas hasta que me sienta totalmente satisfecho.
  10. i) Conservo mi dibujo o lo destruyo.

 

Este Procedimiento puede ser ampliamente utilizado para todo tipo de situaciones.

 

  1. ¿Cómo transformar tu dibujo?

Varias posibilidades se abren ante ti:

  1. Lo transformas directamente con los mismos colores.
  2. Añades nuevos colores para observar mejor lo que modificas.
  3. Pegas otra hoja de papel en los bordes de la primera para agrandar la superficie y modificar tu dibujo.
  4. Rehaces el mismo dibujo, día tras día conservando el mismo tema pero sin intentar copiar el dibujo precedente.
  5. Bien… hay muchas otras posibilidades.

 

Lo aconsejable son las opciones b y d, pero tú eres quien debe elegir, sabiendo que tus preferencias de trabajo pueden cambiar de un día para otro.

 

  1. ¿En función de qué modifico el dibujo?

Puedo modificar algunos elementos hasta obtener un resentir agradable cuando miro el dibujo. Puedo cambiar los colores, las formas, los vínculos que unen a los personajes… Comprende sin la menor duda que todo es posible, que tu trabajo se apoya en tus deseos de transformación y en tu resentir hasta quedar plenamente satisfecho.

 

La interpretación

El objetivo no es interpretar el dibujo, ya que eso rompería el vínculo. Aquí el propósito es más bien dejarse guiar por la transformación de ese dibujo.

Una práctica repetida de la curación a través del dibujo aumenta la toma de conciencia. Si aparecen determinados símbolos en ningún caso intentes desentrañar su significado mediante una interpretación intelectual, o con lecturas o juicios ajenos a ti. Hazte simplemente la siguiente pregunta: ¿Qué representa esto para mí? Todas las informaciones necesarias para tu curación están ahí, presentes en ti. Deja que se manifiesten. Es un viaje agradable.

Por supuesto, si en algún momento sientes la necesidad de que te ayuden, no dudes en pedirlo.

 

Algunos ejemplos

Un hombre de 40 años acudió a la consulta por un trastorno de inmunidad y un problema de identidad. Se le pidió que dibujase su autorretrato varios días seguidos y que escribiera todo lo que le pase por la cabeza sobre sí mismo. Tras seguir las instrucciones, modificando su cara en múltiples ocasiones, al cabo de un mes se dio cuenta de que podía “pertenecerse”, ser dueño de sí mismo, y romper el vínculo negativo que tenía con sus padres. Y que esto sería beneficioso tanto para él como para ellos.

 

Tras el diagnóstico de un quiste en un ovario, una mujer de veinticinco años comenzó a dibujar con regularidad. Descubrió que siempre incluía una calavera en su vientre. Esto la condujo a hablar con su madre, que le relató un período de angustia relacionado con una pérdida familiar que había vivido durante su embarazo. La paciente comprendió que llevaba en su interior una angustia que no le pertenecía; así pudo “deshacerse de ella”. Vivió su cirugía sin ninguna angustia y su recuperación fue muy rápida.

 

 

 

 

 

43 Procedimiento Como tratar un bioshock Con impacto físico

  • Nivel de dificultad: Delicado.
  • Índole: técnica de regresión.
  • Indicaciones: dolores o malestares físicos a consecuencia de accidentes recientes o antiguos.
  • Contraindicaciones: trastornos mentales importantes.
  • Objetivo: desbloquear una memoria corporal ligada a un shock.
  • Condiciones de realización: con un terapeuta.
  • Tiempo necesario: entre una hora, hora y media.
  • Materiales: asiento para estar cómodamente sentado.

 

Introducción

Proponemos una metodología muy práctica para resolver mejor los conflictos traumáticos físicos. Pero, antes que nada, ¿qué es un bioshock traumático?

Un bioshock traumático es un shock físico y emocional ligado a un accidente que afectó la integridad corporal de la persona (herida, golpe, accidente, caída…).

No incluiremos operaciones quirúrgicas, rupturas psíquicas, nacimientos difíciles ni problemáticas transgeneracionales, pues los procedimientos para estos temas serán abordados en otros Procedimientos.

Es frecuente que después de un traumatismo la persona no recuerde nada de las circunstancias de dicho evento. Podemos considerar que hay un conflicto cuando la persona afectada por el traumatismo constata la modificación de sus percepciones (dolores residuales, angustia, cambios de actitud…).

En primer lugar veamos cuál es la conducta que se ha de seguir ante un traumatismo físico, antes de que este se convierta en un bioshock traumático.

 

Reglas generales relativas a los traumatismos físicos

Ante todo, es necesario brindarle al herido los primeros auxilios, prácticas bien conocidas por los bomberos. (Por cierto, es aconsejable que todos los Bioterapeutas hagan un curso de primeros auxilios).

 

-Evita los accidentes en cadena, protege al herido.

-Avisa a urgencias.

-Encuentra una postura aceptable para el herido.

-Habla pausadamente con él. Después de un shock, la persona está literalmente en estado de hipnosis, y, en la mayoría de los casos, no recordará nada de lo dicho.

-Evita los diagnósticos (-esto tiene mal aspecto-, -es probable que tengas la pierna rota-) y los juicios (¿Por qué no me hiciste caso? –Siempre lo mismo, te empeñas en hacer lo que te da la gana-) Lo “Tú, tú, tú, ponen al herido en estado de acusación.

-Es preferible: ¿Qué sientes? ¿Qué sensaciones tienes? Mira a tu alrededor, ¿qué ves?

-Alterna preguntas de resentir con preguntas de observación exterior que permitan a la persona desconectarse de la escena traumatizante. En efecto, un traumatismo provoca una ruptura de la persona con su entorno. En ese momento, su cerebro puede considerar todo lo que lo rodea como una fuente de peligro. Más adelante, cualquier parecido con ese entorno puede sugerir un peligro y engendrar así, meses o años más tarde, síntomas que se parezcan a los del accidente. “El coche que me atropelló era rojo, el rojo aún me perturba veinte años después”.

 

 

ETAPAS DEL PROCEDIMIENTO

 

Durante el procedimiento de re-activación del bioshock traumático (descrito más adelante), es necesario hacer determinadas preguntas para que el paciente se interese por todas sus sensaciones (auditivas, visuales, sensitivas y orgánicas) y concentre su atención en sus creencias. Ejemplo: “Nunca más saldré sin mi madre”, “Nunca volveré a tocar una bicicleta”, “Caminar por la calle es peligroso”…

 

  1. Elegir un evento traumatizante concreto y preciso.

 

  1. Regresión y regreso al bioshock traumático, bien por visualización, bien por línea de tiempo.

 

  1. ¿Qué decisión tomó a consecuencia del accidente? Ejemplo: no confiar nunca más en los otros, nada de aventuras, quedarse en casa en terreno conocido…

 

  1. Primer itinerario: hacer que el paciente vea el evento de lejos, como una proyección de cine. Al final de la proyección, hacer que cuente sus impresiones sobre el accidente: “¿Qué impresiones guardas del accidente?”.

 

  1. Segundo itinerario: acercarle la imagen, como si se acercase a una pantalla. Hacer que narre de nuevo sus sensaciones.

 

  1. Tercer itinerario: hacer que se “convierta” en la imagen y que la viva como si el evento tuviese lugar en ese momento. El paciente está asociado a la experiencia, la vive desde el interior. Lograr que cuente de nuevo sus sensaciones.

 

  1. Si es necesario, pueden contemplarse más itinerarios, a fin de que la persona adquiera plena conciencia de todos los aspectos de su traumatismo.

 

  1. Regreso al tiempo presente y observación del conflicto pasado. “¿Aún tienes resentidos de esa experiencia?”.

 

  1. La decisión que tomaste tras el accidente (punto 3) ¿aún sigue siendo válida hoy?

 

 

Síntomas de que el procedimiento ha sido un éxito

La persona vuelve a experimentar viejos dolores y sensaciones, y luego desaparecen.

Las imágenes se diluyen y se borran.

 

 

 

 

 

44 Procedimiento Siete etapas para resolver un problema

  • Nivel de dificultad: Más difícil.
  • Índole: verbal.
  • Indicaciones: desarrollo personal, resolución de dificultades, de recuerdos, de problemas sin solución aparente. Toda clase de problemas que supongan una inmovilización física o psíquica.
  • Contraindicaciones: ninguna.
  • Objetivo: liberar esas zonas de atención que aún están atascadas en algunos problemas.
  • Condiciones de realización: con un Bioterapeuta.
  • Tiempo necesario: 30 minutos.
  • Materiales: papel, bolígrafo, y, eventualmente, lápices de colores.

 

Introducción

Un problema que debes resolver es un tránsito necesario que permite una transformación o una evolución interior. Aprender a resolver tus problemas también es independizarte de tu infancia, cuando un padre o un adulto tal vez quiso ayudarte facilitándote soluciones en vez de atenderte y comprender tu problema.

 

Este es un Procedimiento para ayudarte a ser creativo ante los problemas que puedes encontrarte.

 

 

ETAPAS DEL PROCEDIMIENTO

 

  1. Definir el problema

Esta etapa, que a primera vista puede parecer fácil, exige un tiempo de reflexión o de diálogo para ser plenamente completada. La definición que te invito a encontrar debe ser muy concreta y “resonar” en ti, en tu cuerpo.

 

  1. Inventariar las soluciones

Haz libremente el inventario de todas las soluciones posibles sin juzgarlas ni censurarlas. Autorízate a ser delirante. Puedes organizar estas soluciones en un esquema creativo.

 

  1. Evalúa las soluciones encontradas

Algunas van a generar nuevos problemas y otras resultarán imposibles de poner en práctica, pero encontrarás algunas que te parecerán pertinentes. Tómate un poco de tiempo para reunir nuevas informaciones surgidas en esta etapa de evaluación.

 

  1. La toma de decisiones

Tras la evaluación que acabas de hacer, descollará una solución como la más pertinente y la más digna de considerar por el momento.

 

  1. Ejecución de la decisión

Para hacer que esta solución sea operativa, seguramente tendrás que escribir una lista de tareas por ejecutar; procura que estas tareas sean lo más sencillas posible. Durante esta fase de ejecución es conveniente no reflexionar demasiado. ¡Actúa!

 

  1. Evaluación de los resultados

Gracias a la etapa precedente, tus acciones obtendrán una serie de reacciones o respuestas. Estos retornos te permiten revaluar tu problema en función de los objetivos alcanzados. ¿Cómo te sientes ahora?

 

  1. Revaluación del problema inicial

Puede que los resultados sean satisfactorios y que tu problema se solucione. Pero también puede ocurrir que no lo sean, y entonces debes reformular con más precisión este problema no resuelto y volver al punto 1.

 

Observaciones

El fracaso no existe. El fracaso es una invitación a descubrir primero y a tener en cuenta después una información secreta que habías pasado por alto.

Si tu problema se mantiene, hazte la pregunta mágica: “¿Por qué es importante para mí la persistencia de este problema?”.

Medita sobre esta cuestión… y sobre la respuesta.

 

 

Aprenderás que la si enfermedad está ahí para decirnos con toda precisión cómo recobrar la salud, ¿para qué está la salud? ¿Cuál es su objetivo, su sentido?

¿Qué hacer con un cuerpo sano? ¿Nos curamos solo pensando en nosotros mismos? ¿Cuándo es un logro?

Una mujer o un hombre que dicen estar felices y con una salud perfecta, pero que no tienen ninguna vida social, que solo se preocupan por sí mismos y que no le hacen un favor a nadie, no han completado su camino de crecimiento, ni de lejos…

 

 

Nadie se cura pensando en uno mismo, sino en mucho más que uno mismo. Por supuesto, puedes comer solo toda tu vida, pero es posible que tus platos tengan más sabor si los compartes con un amigo, con una persona necesitada, con quien tú quieras. Cuando viajamos, el paisaje cambia al contarlo. Es el impulso de hacer feliz lo que aumenta nuestra alegría y, luego, la de los demás, y de nuevo la nuestra… y así definitivamente.

 

CUESTIONARIO SOBRE MI VIDA

 

Este cuestionario, un poco especial, es el último de los Procedimientos. Está aquí para darte ganas de “+ Más +” en tu vida. ¡Está aquí para guiarte por el camino de tus sueños más locos!

¿Y si concentrases tu atención en tu vida y tuvieses una varita mágica? … ¿Y si imaginases que tu vida no se reduce únicamente a tus deberes, tus preocupaciones y tus conflictos…? ¿Y si tu futuro no tuviese nada que ver con lo que has vivido en tu pasado?… Aunque no sea más que un sueño, responde a las siguientes preguntas como si fuese la realidad del presente. Respóndelas con la mayor cantidad de detalles posible.

 

Proyéctate en el futuro de tus sueños y de pronto ese futuro se convertirá en un presente plenamente satisfactorio.

 

-Me gusta mi vida presente, ¿cómo es?

-Gozo de perfecta salud, ¿cómo la aprovecho?

-Tengo una relación muy enriquecedora con mi pareja, ¿cómo es dicha relación?

-Mantengo unas relaciones muy agradables con los miembros de mi familia, ¿cómo son los intercambios?

-Mis relaciones profesionales me ayudan a crecer y soy creativo en mi profesión, ¿en qué trabajo?

-Vivo en el lugar exacto donde siempre había deseado vivir, ¿dónde está ese lugar? ¿Cómo es?

-Soy uno con los valores que fundamentan mi vida e incluyo mi espiritualidad en mi día a día, ¿qué siento?

-¿cuál es el deseo, la proeza, esa cosa especial que me gustaría realizar ahora?

 

Completa muy rápidamente estas dos frases:

 

-Si pudiese, me gustaría…

-Antes de morir, quiero…

 

Ahora tienes la posibilidad de estar en contacto con tus deseos más inconscientes. Aprovecha esta oportunidad y convéncete de que tus ensoñaciones pueden hacerse realidad a partir de tu realidad presente. Esto puede exigirte una progresión, unas etapas. Durante toda la historia, la humanidad ha progresado gracias a los sueños más inconcebibles.

 

 

 

 

 

45 Procedimiento Volverte consciente de tu cuerpo

  • Nivel de dificultad: Muy Fácil.
  • Índole: vida cotidiana.
  • Indicaciones: todas.
  • Contraindicaciones: ninguna.
  • Condiciones de realización: en todas partes.
  • Materiales necesarios: nada y todo; uno mismo.

 

Introducción

Durante demasiado tiempo, el contacto con sus resentires ha sido un coto privado de los artistas. Te propongo abrir este aspecto en tu vida diaria y observar con regularidad lo que ocurre dentro de ti.

 

ETAPAS DEL PROCEDIMIENTO

 

  1. En primer lugar, detente unos instantes donde estés.
  2. Imagina que una cámara recorre el interior de tu cuerpo.
  3. Concéntrate en tus ojos y observa las crispaciones y las distenciones, la abertura de tus ojos, tu frente, justo aquí y ahora.
  4. Haz lo mismo en tu vida cotidiana. De vez en cuando, enciende tu cámara interna a la altura de los ojos.
  5. Cuando hayas hecho esto varios días seguidos, tus ojos se habrán convertido en una fuente de información de tu resentir.
  6. Haz lo mismo
  • Con tu boca y con tu mandíbula.
  • Con tus orejas.
  • Con tu nariz.
  • Con tus papilas gustativas, con tu sentido del gusto.
  • Con tus gestos y con tus movimientos corporales.
  • Con tus músculos, tus nervios y tu postura.
  • Con tus pensamientos.
  • Con tus sensaciones interiores.
  1. Cada vez que sea posible, y a modo de entrenamiento, encuentra una imagen, una metáfora y, por último, una palabra que se acerque y califique lo más exactamente posible tu experiencia interior.

 

El objetivo es despertar realmente la conciencia de tu resentir en tu vida cotidiana. Este Procedimiento te permite crear una base de referencias en los diferentes aspectos de tu resentir. Cuando hayas practicado con suficiente perseverancia, tu resentir se revelará por sí solo en ti y se enriquecerá progresivamente con una gama de matices cada vez más finos y precisos.

Ahora es cosa tuya asimilar todas esas nuevas informaciones.

 

 

 

46 Procedimiento Una ducha de sol

  • Nivel de dificultad: Muy Fácil.
  • Índole: visualización.
  • Indicaciones: desarrollo personal, prevención, eliminación del estrés.
  • Contraindicaciones: ninguna.
  • Objetivo: mejorar tus percepciones; entrenarte en la auto-curación.
  • Condiciones de realización: solo.
  • Tiempo necesario: de 10 a 20 minutos.
  • Materiales: ninguno.

 

Introducción

Esta meditación permite mejorar la percepción que tenemos de nuestro interior y del espacio alrededor de este.

 

ETAPAS DEL PROCEDIMIENTO

 

  1. Encuentra una posición sentada, confortable.
  2. Visualiza un sol encima de tu cabeza.
  3. Deja que el sol descienda progresivamente desde la coronilla de tu cráneo hasta la planta de tus pies.
  4. Con cada inspiración deja que el sol penetre hasta el interior de tus células y las purifique.
  5. Con cada exhalación, los rayos salen y eliminan lo negativo.

 

Comentarios

Cuanto más practiques este Procedimiento, más sencilla y eficaz será la visualización. Para realizar el Procedimiento, elije preferentemente el final del día. Esto te permitirá restablecer una buena relación con tu cuerpo y limpiar los eventuales elementos conflictivos de tu jornada antes del sueño.

 

 

 

 

47 Procedimiento El mago y la lupa

  • Nivel de dificultad: Muy Fácil.
  • Indicaciones: toda clase de malestares, emociones y problemas.
  • Contraindicaciones: rigidez psíquica.
  • Objetivo: utilizar tus aparentes problemas como recursos.
  • Condiciones de realización: solo o con otra persona.
  • Tiempo necesario: de 15 a 30 minutos.
  • Materiales: ninguno.

 

Introducción

En este Procedimiento vamos a trabajar en el “efecto lupa”, es decir, “lo que observo se amplifica”. Si paso demasiado tiempo sintiéndome aplastado por mi resentir, empiezo entonces a dramatizarlo y a sentirme agobiado. Gracias a este Procedimiento, aprenderás a modificar tu resentir a voluntad.

 

ETAPAS DEL PROCEDIMIENTO

 

  1. A fin de aislar mi resentir, me hago esta pregunta:

¿Qué siento en mí ante tal o cuál dificultad?

 

  1. Si esa dificultad fuese un color, sería… (Describo el color con todo detalle).

 

  1. Si ese color fuese un animal, sería… (Describo ese animal con todo detalle).

 

  1. Si ese animal fuese un objeto, sería… (Describo ese objeto).

 

  1. Si ese objeto fuese una fruta sería… (Describo la fruta).

 

  1. 6. Si esa fruta fuese una parte del cuerpo, sería… (Describo esta parte del cuerpo).

 

  1. Si esa parte del cuerpo fuese un personaje de dibujos animados, un héroe o un actor, sería… (Describo al personaje).

 

  1. Si ese personaje fuese un gesto, sería… (Describo el gesto).

 

  1. Si ese gesto fuese un recurso, sería… (Describo el recurso).

 

Después de cada nueva descripción, dejo que se realice mi proceso interno de transformación. Me permito resentir lo que emerge con cada pregunta. Si tras el noveno punto esto te resulta insuficiente, vuelve al primero. Tal vez obtengas un nuevo resentir: “Enfrentado a esta dificultad, ¿qué experimento en mí?”. Repite entonces los puntos del 2 al 9.

 

Termina con esta pregunta: “¿Cómo me gustaría valorar mi resentir tal como es ahora?”. Y lo hago, real o simbólicamente (de pensamiento).

 

 

 

 

48 Procedimiento Resolución Creativa

  • Nivel de dificultad: Muy Fácil.
  • Índole: verbal, creación.
  • Indicaciones: desbloqueo de una situación-problema.
  • Objetivo: abrirse a nuevas soluciones ante un problema aparentemente insoluble. Para una “higiene” conflictual.
  • Condiciones de realización: solo.
  • Tiempo necesario: entre 20 minutos y una hora.
  • Materiales: una hoja grande de dibujo. Rotuladores, lápices…, según tus preferencias.

 

Introducción

Este Procedimiento te conducirá por nuevos caminos artísticos y creativos dándole libre curso a tu imaginación. Así accederás a nuevas etapas de búsqueda y resolverás numerosos conflictos potenciales.

 

ETAPAS DEL PROCEDIMIENTO

 

  1. Instálate cómodamente y dispón frente a ti grandes hojas de dibujo (formato A4 mínimo, aunque lo ideal sería más bien un formato A3, o incluso mayor, si lo consideras necesario).

Escribe en el centro de la hoja lo que quieres resolver. Una dificultad a menudo se expresa en forma negativa. Por ejemplo: “No quiero tener más problemas de dinero”; o bien “Estoy harta de conocer a hombres que no me convienen”. Escribe más bien: “Cómo ganar dinero” o “Cómo encontrar a un hombre que me convenga”.

 

  1. Deja venir los elementos de resolución. Escríbelos alrededor de tu frase central. Utiliza palabras por supuesto, pero no dudes en incluir también formas, símbolos, colores. Cada palabra o cada forma pueden dar pie a nuevas búsquedas creativas.

Siéntete libre, sin límites ni censuras de ningún tipo. ¡Delira y divaga!

 

Tu esquema estará terminado cuando todo te parezca claro y sencillo de llevar a cabo.

Contempla el aspecto estético y agradable de tu esquema.

Pasa a la acción.

 

Comentarios

Este esquema se basa en la propia organización del cerebro. Representa la forma en que nuestro cerebro se conecta a fin de elaborar nuevas soluciones. Esta expansión nos permite buscar soluciones entre todas nuestras experiencias y recursos inconscientes.

 

 

49 Procedimiento Un mensaje en la enfermedad

  • Nivel de dificultad: silla.
  • Indicaciones: desarrollo personal.
  • Contraindicaciones: rigidez psíquica buena salud.
  • Objetivo: transformar tus problemas en mensajes.
  • Condiciones de realización: solo o entre dos.
  • Tiempo necesario: 30 minutos.
  • Materiales: enfermedades físicas.

 

ETAPAS DEL PROCEDIMIENTO

 

  1. Imagina que Dios el Creador, el Gran Arquitecto, la Naturaleza, la vida o cualquier otra figura que tenga sentido para ti, desea hablarte.

Para comunicarse contigo dispone de un alfabeto. Ese alfabeto está formado por letras, y esas letras son todas y cada una de las células de tu cuerpo. Por ello una enfermedad es una frase.

  1. Haz el inventario de tus enfermedades presentes y/o pasadas.

¿Cuál sería el mensaje que te dirían personalmente?

  1. Escríbelo en tu diario de abordo.

 

 

 

 

 

 

 

50 Procedimiento Objetivo: el amor

  • Nivel de dificultad: Muy Fácil.
  • Indicaciones: toda clase de callejones sin salida.
  • Contraindicaciones: rigidez psíquica.
  • Objetivo: incluir el amor en nuestra vida futura.
  • Condiciones de realización: preferiblemente, con otra persona.
  • Tiempo necesario: de 15 a 30 minutos.
  • Materiales: hojas, objetos.

 

Introducción

Cuando la enfermedad se presenta, nuestro objetivo es recuperar la salud.

Cuando gozamos de buena salud, ¿cuál es nuestro objetivo? ¿Hay alguna clase de salud aún más completa? ¿O una utilización de esa salud que nos supere?

 

ETAPAS DEL PROCEDIMIENTO

 

  1. Definir un objetivo.
  2. ¿Por qué es importante alcanzar ese objetivo?
  3. Dicho objetivo ¿me acerca o me aleja del amor?
  4. Si me aleja, ¿qué me podría aportar el hecho de incluir el amor en mi objetivo?
  5. Si me acerca, ¿cómo hacer para acercarme aún más al amor?
  6. Define tres espacios a tu alrededor:

-un espacio-problema,

-un espacio-objetivo,

-un espacio-amor.

  1. Elegir un símbolo para colocar en cada espacio. Ejemplo: “Pongo un candado en el espacio-problema, una llave en el espacio-objetivo, un corazón en el espacio-amor”.
  2. Colócate en el espacio-problema y mira hacia el espacio-objetivo definido en el primer punto. Luego mira hacia el espacio-amor. Siente las diferencias.
  3. Sitúa el espacio-objetivo entre el espacio-problema y el espacio-amor.
  4. Vuelve a colocarte en el espacio-problema y mira tu objetivo y más allá: el espacio-amor.
  5. Anota tu experiencia interior.

 

 

 

51 Procedimiento La casa de las mil plantas

  • Nivel de dificultad: Muy Fácil.
  • Indicaciones: desarrollo interior y de tu conciencia.
  • Contraindicaciones: rigidez psíquica.
  • Objetivo: crecimiento.
  • Condiciones de realización: solo o con otra persona.
  • Tiempo necesario: de 15 a 30 minutos.
  • Materiales: ninguno.

 

ETAPAS DEL PROCEDIMIENTO

 

  1. Visualiza una casa con muchas plantas, construida en la cima de una hermosa montaña. Es de madrugada; apenas ha amanecido.
  2. Entras por la planta baja y ¡sorpresa! Estás en tu casa.
  3. Vas de una habitación a otra y reconoces tu ambiente familiar: tu decoración, tus muebles, tus objetos favoritos…
  4. Ahora piensa en una persona muy relevante para ti; poco importa si la conoces o no. Una vez que has decidido libremente la identidad de tu referente, de tu guía, de tu mentor, sube las escaleras que conduce desde tu casa a la primera planta, pues tu guía vive exactamente encima de ti.
  5. Entras en el apartamento de esta persona y observas sus muebles, el ambiente del lugar que habita. Esa persona está ahí para recibirte, hablarte y escucharte. Permaneces algún tiempo en su casa y ella te confía que también tiene un maestro: vive en el piso superior. Tienes permiso, siempre que lo desees, para subir las escaleras hasta su morada.
  6. En lo alto de las escaleras descubres el interior donde vive esa persona, que te recibe en su casa. Estás extrañado y feliz. Decides vivir plenamente esta experiencia.
  7. En un momento dado, el maestro te informa de que él también tuvo un maestro. Reside en la planta superior, justo encima de donde estás ahora.
  8. Subes hasta allí. Conoces a alguien, vives esa experiencia.
  9. Y sigues subiendo tantas plantas como desees… Hasta la última.
  10. Tal vez ya no estés en esa casa, sino en la montaña o en algún otro lugar. Sea como fuere, ya estás preparado para el Encuentro.
  11. Vive con plenitud lo que la vida te depara. Una parte de tu inconsciente ha aprendido el camino. No solo podrás volver a tu casa, sino que además podrás retornar aquí cada vez que sea conveniente y bueno para ti.

 

 

 

 

52 Procedimiento Viajar por nuestro cuerpo como por una casa

  • Nivel de dificultad: diván.
  • Indicaciones: malestares, problemas, bloqueos, curiosidad…
  • Contraindicaciones: rigidez psíquica.
  • Objetivo: desarrollar tu potencial de recursos inconscientes.
  • Condiciones de realización: solo o con otra persona.
  • Tiempo necesario: de 15 a 30 minutos.
  • Materiales: ninguno.

 

ETAPAS DEL PROCEDIMIENTO

 

  1. Elige una experiencia agradable que hayas vivido recientemente.

Repasa todos los detalles de lo que viste y oíste; los olores y los sabores pueden volver a tu memoria. Todo ello te permite reencontrarte con las mismas emociones. Respira de la misma forma que lo hiciste durante aquella experiencia que estás reviviendo.

 

  1. De algún modo, podemos comparar nuestro cuerpo con una casa, un castillo, un edificio, etc. La mayor parte del tiempo sentimos poca curiosidad y siempre hacemos nuestras vidas en las mismas habitaciones. Sin embargo, existen otras muchas estancias que podemos descubrir, cuartos secretos, magníficos salones.

Decides pasearte y descubrir nuevas salas inexploradas que contienen recursos inutilizados.

Dependiendo de tu objetivo, de tus fantasías, de la necesidad del momento, elijes un determinado tipo de estancias: hoy, por ejemplo, vas en busca de un aposento donde se esconde un tesoro de paciencia, o un mensaje positivo que viene de tus antepasados, o la solución precisa a la inquietud que te asalta en estos instantes etc.

Algún día podrás explorar la habitación más elevada de esta casa, la más cercana al cielo, cuando estés listo/a para el encuentro.

Durante todo este viaje, tu cuerpo, tu inconsciente, conoce el camino exacto para llegar al lugar adecuado. Ves pasillos, escaleras o ascensores. En tu camino encuentras muchas puertas, pero tú sabes exactamente cuál es la buena, y dominas el mecanismo para abrirla.

Y cuando la puerta se abre, ves…, oyes…, te das cuenta de…, sientes…

 

  1. Anota en tu diario de abordo todas tus experiencias.

 

Procedimientos que te permitirán centrarte en ti.

 

 

 

53 Procedimiento Los dos hemi-cerebros

  • Nivel de dificultad: Más difícil.
  • Índole: visualización, utilización del espacio y de los objetos metafóricos.
  • Indicaciones: problema no solucionado mediante la estrategia habitual.
  • Contraindicaciones: ninguna.
  • Objetivo: descubrir dos puntos de vista diferentes optimizando las capacidades de tu cerebro.
  • Condiciones de realización: con un Bioterapeuta.
  • Tiempo necesario: entre 30 y 40 minutos.
  • Materiales: múltiples objetos variados y diversos.

 

Introducción

Como es bien sabido, el cerebro está dividido en dos partes y cada una tiene unas funciones claramente definidas.

 

 

Hemisferio izquierdo Hemisferio derecho
Analítica Sintética
Desglose fino Visión global
Racional Irracional
Lógica Intuitiva
Lógica deductiva Lógica inductiva
Conceptualización Imaginación

 

Hemisferio izquierdo Hemisferio derecho
Descripción Creatividad
Razonamiento Emociones
Percepciones sensoriales Lenguaje paraverbal y no verbal
Lenguaje verbal Poesía
Matemáticas Símbolos
Lo concreto Sueños
El adulto El niño
El consciente El inconsciente

 

Desde un punto de vista científico, es un poco simplista describir el cerebro como un todo formado por dos espacios separados: el hemisferio derecho, intuitivo, y el hemisferio izquierdo, analítico. Podemos considerar esta afirmación como una metáfora, sabiendo que los progresos de la ciencia nos demuestran, cada día un poco más, la gran complejidad del cerebro.

 

ETAPAS DEL PROCEDIMIENTO

 

  1. Define dos grandes espacios de resolución de problemas: un espacio concreto, analítico y un espacio intuitivo, simbólico. Represéntalos en el suelo, delante de ti.
  2. Elige un objeto para cada espacio y colócalos en cada una de las zonas en cuestión. El objeto destinado al espacio analítico debes seleccionarlo de forma reflexiva y justificada, mientras que el destinado al espacio intuitivo debes escogerlo al azar y no debe ser comentado.
  3. Colócate al margen de los dos espacios, en posición neutral. Define un problema / un límite en el que deseas trabajar.
  4. Sitúate en el espacio racional. Toma el objeto y expresa tu problema o límite de forma racional y reflexiva. Recoloca el objeto en su sitio y vuelve al punto neutral.
  5. Ahora instálate en el espacio creativo. Toma el objeto en tus manos y expresa tu problema o límite de forma metafórica. “Es como si…”; luego posa el objeto en su lugar y vuelve al punto neutral.
  6. Elige un objeto que pueda representar tu problema y colócalo en un espacio específico.
  7. Obsérvalo desde la posición analítica y reflexiona sobre este problema.
  8. Obsérvalo desde la posición intuitiva; deja venir impresiones, pensamientos; deja actuar tu creatividad.
  9. Pon un pie en cada espacio; permítete jugar con los dos objetos. Siente su interconexión. Esto debería llevarte a una nueva comprensión-intuición, a una sentiligencia, a un acercamiento nuevo a la experiencia-problema.
  10. ¿Qué sucede en ti ahora, cuando estas en el punto neutral?

 

 

 

 

54 Procedimiento Exploración del lado masculino y del lado femenino

  • Nivel de dificultad: Delicado.
  • Índole: escultura virtual.
  • Indicaciones: para toda persona que desee explorar su lado masculino y su lado femenino. Para toda mujer que sienta su polo femenino como difuminado; para todo hombre que sienta su polo masculino como difuminado.
  • Contraindicaciones: ninguna.
  • Objetivo: armonizar las polaridades femenina y masculina.
  • Condiciones de realización: con un terapeuta.
  • Tiempo necesario: 40 minutos.
  • Materiales: ninguno.

 

Introducción

Equilibrando nuestras polaridades mejoramos el vínculo entre nuestros dos hemisferios cerebrales. Según haya transcurrido nuestra historia, nuestra identidad sexual puede ser difícil de aceptar.

Ejemplos:

“Soy un hombre. Mi padre era agresivo; tal vez sea peligroso para mí ser un hombre del todo e, inconscientemente, prefiero sobredimensionar mi lado femenino”.

“Soy una mujer y mi madre nunca me tuvo en cuenta; voy a acercarme a mi padre y volverme más masculina”.

“Soy la hermana mayor y mis padres hubiesen preferido tener un varón, así que intento complacerlos reforzando mi lado masculino”.

 

  1. Elije un contexto donde tu polaridad se ponga de manifiesto: en familia, en tu pareja, con tus padres, en el trabajo, etc.
  2. Imagina que tienes delante de ti un círculo dividido en dos, como un cerebro. Decide qué mitad encarna lo masculino y qué mitad lo femenino. Tú estás fuera del círculo, en el punto N, neutral.
  3. Empieza por el lado llamado A (masculino o femenino). Asóciate con este lado. Estando en él, imagina una escultura virtual que te gustaría hacer con tus manos. Una vez completada, sitúate fuera del círculo.
  4. A continuación, vas al lado opuesto, el llamado B (femenino o masculino). Asóciate con este nuevo lado. Estás dentro. Aquí también debes hacer una escultura virtual y darte tiempo para perfeccionarla hasta sentirte plenamente satisfecho.
  5. Vuelve al punto A. Modifica u escultura si lo deseas, luego pasa directamente al punto B y modifica también la escultura de ser necesario.
  6. Sitúate en el punto neutral y observa las esculturas. Hazte la siguiente pregunta: “¿Qué me gustaría hacer para equilibrar mejor mis esculturas?”. Hazlo virtualmente.
  7. Ahora elige una tercera posición que, según tú, y en términos de resentir, represente el equilibrio. El equilibrio justo entre derecha e izquierda, entre femenino y masculino. Esta posición puede estar dentro o fuera del esquema.
  8. Observa ahora tus nuevas percepciones.

 

Variantes

Si no logras visualizar una escultura, ve solamente al resentir del cuerpo y permítete expresarlo con palabras, gestos, con una postura.

 

 

La caída en la enfermedad se parece a un viaje

Un viaje…

De un evento

Que se constituye en creencia

Y luego se manifiesta mediante una emoción

Que, en el cuerpo, se transforma, se petrifica, se memoriza en un síntoma, una queja.

 

En la vida, el tiempo avanza en este sentido:

 

Evento->sentido creencia->lo experimentado->expresión (palabras, actos) o ->impresión (enfermedad, malestar)

 

Ejemplo:

Evento: Veo que alguien atropella a mi perro.

  • Sentido, creencia: Me quieren hacer daño.
  • Lo experimentado: miedo, aprehensión.
  • Expresión: ¡Tengo miedo! ¡Que alguien me tranquilice, que alguien haga algo por mí,, por favor! O
  • Impresión: Mi visión empieza a fallar, padezco miopía.

En la terapia, el Bioterapeuta va en sentido inverso; se remonta en el tiempo: el paciente le cuenta un malestar y el Bioterapeuta busca el resentir enquistado en este; el resentir surgió de una creencia que apareció durante un evento mal asimilado, ya que estaba ligado a otro evento mucho más antiguo.

 

Queja, síntoma->resentir->creencia->evento desencadenante->otro evento más antiguo, programante.

 

Ejemplo:

Queja: Tengo problemas en la vesícula biliar.

Resentir: propio de la vesícula biliar (entre los diestros): Estoy rabioso, furioso con todo el mundo.

Creencia: El mundo entero es injusto, mentiroso, perverso.

Evento desencadenante: Mis proveedores nunca me entregan la mercadería en la fecha prevista, y mis clientes se quejan a pesar de que yo hago mi trabajo lo mejor posible. Encima mis colegas se burlan de mí, ¡dicen que soy demasiado escrupuloso!

Evento programante: Mi profesor recompensaba a los alumnos que copiaban y me castigaba a mí, que hacía mi trabajo yo solo, honradamente.

 

La vida es biológica por esencia, psicológica por efecto.

 

El origen de los problemas está en la generalización del comportamiento emocional en nosotros.

 

 

Esta es una forma entretenida y seria, grave y ligera, de relacionarte con tu inconsciente. Te animo a utilizarlos con creatividad, creatividad ligada con su propósito central:

 

  1. Hacer crecer la conciencia de uno mismo/del otro/del mundo.
  2. Mejorar nuestra relación con nosotros mismos/con los otros/con el mundo.
  3. Poner en movimiento nuestro potencial para vivir plenamente nosotros/los otros/el mundo.

 

 

 

55 PROCEDIMIENTO DE RESPIRACIÓN FORZADA

 

Objetivo del Procedimiento: Identificar las emociones relacionadas a los dos momentos de la respiración, especialmente cuando hay malestar.

Llevar la persona a percibir, sentir el momento más cómodo y el momento más incomodo, y las emociones asociadas.

Duración = 15 a 20 minutos.

Técnica = localizar en la respiración (inhalar + exhalar), el momento más cómodo y el momento más incomodo.

El movimiento del aire va a liberar tensiones y por ende despertar emociones.

Identificación de cuatro etapas en el camino del aire

La inhalación.

La retención de aire.

La exhalación.

El vaciar el aire.

Determinar sus sensaciones en la inhalación y exhalación

En un primer tiempo, encontrar la manera de llegar al punto extremo en las dos fases de la respiración.

Cuidado con no “caer” en la hiperventilación.

Solamente ir al momento cómodo, o incomodo, y mantener un instante, el tiempo justo para dejar salir las emociones.

Tomar su tiempo y, si necesario, volver a hacerlo varias veces.

¿En qué momento sientes la comodidad máxima: durante la inhalación o la expiración? ¿Al finalizar la inhalación o la exhalación?

¿En qué momento sientes la molestia máxima: durante la inhalación o la exhalación? ¿Al finalizar la inhalación o la exhalación? …

Encontrar exactamente momento de comodidad y incomodidad, la frontera agradable o desagradable.

¿Qué sucede cuando no hay suficiente aire, y cuando hay demasiado aire?

Dar la bienvenida a todas las emociones, los recuerdos, los pensamientos…

Encontrar un equilibrio + volver a realizar el ejercicio.

Encontrar un equilibrio agradable entre inhalación y exhalación.

Dejar llegar todas las emociones, los recuerdos, los pensamientos…

Dar la bienvenida, aceptar, amplificar.

Repetir la prueba hasta el punto de equilibrio para ver lo que sucede para ustedes este momento.

Si es demasiado difícil para trabajarlo “corporalmente”: externalizar con un objeto “transicional” trabajar con este objeto proyectando en él la sensación, en el exterior de sí mismo.

Interpretación = algunas indicaciones…

Cómodo con los pulmones vacíos: es como si no quisiera tomar el aire a los demás. No quiero molestar, ni estorbar, quiero ser discreto. Estrategia centrada en el otro.

Cómodo con los pulmones llenos: tomo mi lugar. Estrategia centrada en sí mismo.

Cómodo durante la exhalación: doy un lugar al otro, transmito la vida.

Cómodo durante la inhalación, a mitad del camino: quiero vivir, pero tengo miedo de molestar a los demás.

Incomodo con los pulmones completamente vacíos: miedo a la muerte.

Incomodo con los pulmones completamente llenos: miedo de tomar su lugar, de vivir.

 

 

 

 

56 PROCEDIMIENTO DE LAS TRES ESCULTURAS

Objetivo: Romper el anclaje que hay con el evento y reprogramar la memoria corporal asociada al mismo.

  1. Haga una escultura con su propio cuerpo que represente la emoción y la dificultad que tenga en relación con el Bio-shock.
  2. Memorizarla. Tomar una foto mental de la misma.
  3. Hacer una escultura de una “experiencia positiva” que haya vivido y tomar una foto mental de la misma.
  4. Pensar en la persona más “evolucionada” que recuerde, aquella que pueda ser el ícono del desarrollo personal y visualizarla.
  5. Hacer una escultura de ella y tomar una foto mental de la misma.
  6. Teniendo presente las tres esculturas, hacer la primera escultura pensando en la dificultad, pasar luego a la segunda escultura en un proceso continuo y fluido de transición. Memorizar el proceso de transición.
  7. Pensando en la dificultad de la primera escultura pasará a hacer la tercera escultura haciendo consciente todas las sensaciones de la transición. Memorizar el proceso de transición.

 

 

 

 

57 PROCEDIMIENTO DIÁLOGO CON EL INCONSCIENTE DE UN ÓRGANO

  1. Escoge un órgano sobre el que desees trabajar, entre los órganos asociados al tronco cerebral. Localiza precisamente este órgano en tu cuerpo. Describe el síntoma o expresa el problema físico, o la inquietud relacionada con dicho órgano.
  2. Escoge un soporte (mesa, Más difícil, almohada…) dónde colocar el órgano. Describe con detalles el soporte escogido.
  3. Coloca el órgano y su síntoma sobre el soporte escogido. Describe el órgano, su aspecto, su color, su olor, su peso (VAKOG). Luego vas a dialogar con este órgano. Porque cada célula de este órgano está viva y puede comunicarse.

La persona con la que trabajas (el terapeuta) te hará unas preguntas que tu harás al órgano. Cuando el órgano te responda, darás la respuesta al terapeuta (el órgano me dice que…):

– ¿Cuál es el rol de este órgano?

– ¿Desde cuándo está alterado?

– ¿Para qué sirve el síntoma? ¿Cuál es su misión, su función positiva?

– ¿Cuál es el resentir de este órgano hacia el sujeto?

– ¿Cuál es su emoción?

– ¿Tiene algún mensaje para el sujeto?

– ¿De qué tiene necesidad el órgano?

– ¿Tiene necesidad de decir algo? ¿Qué? ¿A quién?

En este momento, la persona realiza aquello de lo que tiene necesidad el órgano (sacar aquello que le sobra, acariciarlo, darle un beso, lavarlo, añadirle algo…).

Si sacamos algo del órgano (ejemplo: un tumor), recordar reemplazarlo por algo. Algo beneficioso para el órgano.

  1. Ahora, Comprométete, en voz alta, a escuchar cada día las necesidades de dicho órgano.

Luego reintegrar el órgano a tu interior con precaución de que las conexiones con el resto del cuerpo sean correctas.

Verificar que te sientes bien ahora. Si no fuese el caso, expresar el malestar, vuelve a poner el órgano sobre el soporte, retoma el Procedimiento y esclarecer lo que sucede.

 

 

 

58 PROCEDIMIENTO CARTA AL CUERPO

Objetivo: Contactar al órgano.

“El dolor es una manifestación de una incapacidad de contacto con un órgano”

Elegir un trastorno físico.

Pedirle al consultante que piense en el principal órgano afectado.

Escribe una carta dirigida a ese órgano, donde se exprese todo lo que siente, vive, padece, experimenta por el trastorno que viene del órgano en cuestión y se la da al terapeuta.

Se le pide al consultante que, sentado en el piso, tome, con su cuerpo, la forma del órgano afectado.

El consultante, representando al órgano, recibe la carta de manos del terapeuta como si éste fuera un cartero.

El consultante, representando al órgano, leerá la carta en voz alta y hará conciencia de los mensajes negativos y reproches que le son lanzados.

El órgano escribirá una carta de respuesta precisando “qué necesita”.

El consultante lee la carta del órgano sentado en otro lugar.

El consultante escribirá una carta de respuesta expresando su búsqueda de reconciliación.

Sentado en el lugar del órgano, el consultante, representándolo, recibirá la carta y la leerá.

El consultante levantado, poniendo el pie “izquierdo” en el lugar del órgano y el “derecho” en el del consultante, pasará a un proceso de integración interna, reconciliación y agradecimiento honrando lo que hace el órgano por el consultante.

El consultante finalmente escribirá una carta de resolución en amor.

 

 

 

59 PROCEDIMIENTO CONFLICTO AUTO-PROGRAMADOR

Objetivo: Descubrir que hay detrás de cada síntoma.

El síntoma recrea una vivencia que simula la respuesta al evento.

Muchas veces un síntoma expone el Conflicto Disparador. De este modo, ese síntoma “paralelo” refiere a otro síntoma que sí está relacionado directamente al bio-shock.

El segundo síntoma está relacionado al Conflicto Programador, origen del Bio-shock.

 

Preguntarle al consultante:

Cómo vives tu enfermedad

Háblame de tu síntoma.

Al servicio de qué/quién está tu síntoma.

(El consultante debe describir el síntoma con igual narrativa a cómo se describe el Bio-shock).

Tratar un conflicto Auto-programador produciendo cronicidad.

Elegir una zona del cuerpo, un órgano enfermo, doloroso, no del ámbito estético.

Concientizar las creencias, los pensamientos, las vivencias en relación con este órgano.

Decir exactamente lo contrario: ejemplo: yo no te detesto, no eres malo, no eres fea.

Encontrar una frase incluyendo creencias y vivencias opuestas: Ej.: te acepto con ternura, me deseas buenas cosas…

Encontrar una experiencia de estar en relación con el amor; tomar una postura o un gesto reflejándolo.

Ir más allá de la dualidad: cada respiración simboliza un año y dejarse llevar hasta el clímax.

Escribir su experiencia, y luego compartirla en pareja.

 

 

 

 

 

60 PROCEDIMIENTO DE LAS ETIQUETAS

Objetivo: Cambiar las “etiquetas” que definen y le dan sentido a un evento.

“Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontes ese sufrimiento.” Viktor Frankl

Buscar un evento negativo muy concreto que genere estrés.

Escribir el evento en una hoja, sin describirlo o con adjetivos.

Darle un título a ese evento como si fuera una película de cine.

Buscar:

Un título de libro que guste mucho.

Un título de película que guste mucho.

Un título de una canción que guste mucho.

Tachar el título de la primera película.

Escoger uno de los tres títulos que quedan y ponérselo al evento negativo.

Imaginar un poster de cine, donde esté la imagen del evento, y ponerle el título.

Permitir que el consultante haga conciencia de la nueva imagen.

 

 

 

 

 

61 PROCEDIMIENTO PARA ANESTESIADO EMOCIONAL

Objetivo: Trabajar con consultantes disociados de sí mismos y ayudarles a contactar indirectamente sus emociones.

Imaginas una pantalla de cine, donde se exhibe una película. En esa película tú apareces.

En la película te ves viviendo una experiencia muy triste.

Se le pregunta al consultante: ¿Qué ves? (Se ayuda a que la persona contacte la emoción sin identificarse consigo mismo).

Se le reafirma al consultante: No te preocupes, no eres tú.

Se le pregunta al consultante: Esa persona que ves, ¿Qué está viviendo?

 

 

 

 

 

62 PROCEDIMIENTO PARA EXPRESAR VIVENCIA Y ENCONTRAR SU NECESIDAD

«El pequeño perro ha sido herido por un carro»

Quedarse en la necesidad de la persona – repetir sus palabras, pero no más  sobriedad

 

Lo que yo siento/vivo

Rebelión – ira – desvalorización – injusticia – culpabilidad – humillación – libertad – eventos peligrosos – soledad – tristeza – etc.

El sentido dado al evento es importante: evento  sentido  emoción.

Detallar con palabras muy precisas

Por ejemplo: «Esta instructora tiene verdaderos problemas; es una arpía, una cabrona, …».

Nivel de disgusto

Evaluar este mismo en una escala de 1 a 10.

Impresión de…: precisiones subjetivas

¿Impresión de tener que edad? Subjetivamente, encontrar que edad tenemos la impresión de tener.

¿Impresión de estar donde? ¿En una casa o afuera?

¿A qué momento de la jornada? ¿De noche o de día?

¿Sólo o con gente?

¿Con cuantas personas? ¿De qué tamaño? Etc.

Definir su necesidad no satisfecha

En el fondo, ¿qué es lo que no ha sido satisfecho? ¿Cual necesidad?

Necesidad de escuchar ¿qué?

Necesidad de ver ¿qué?

Necesidad de exprimir ¿qué? Etc.

¿Cómo satisfacer esta necesidad hoy?

Exprimiéndose.

Actuando en el exterior.

Entendiendo su emoción. Etc.

¿Qué es lo que no ha sido escuchado, transmitido, entendido?

Definir… Colocar de nuevo la buena energía.

Nueva vivencia + nueva evaluación

¿Qué es lo que siento ahora? ¿Desde 0 (neutral) a 10 (insoportable)?

Nueva creencia

¿Cuál es mi nueva creencia respecto a todo esto?

 

 

 

 

 

63 PROCEDIMIENTO LÍNEA DE LA VIDA

Objetivo: Encontrar el Conflicto Disparador e integrarlo.

Enfocarse en un Conflicto Disparador. Pensar en algo que cuesta aguantar y genera una respuesta emocional exacerbada.

Imaginar una línea recta en el suelo. El consultante deberá elegir sobre esa línea de tiempo el momento del nacimiento, su presente y su futuro.

Que busque, caminando a lo largo de la línea de tiempo, el momento que marca la primera vez que hubo esa respuesta emocional.

Asociar ese momento con un color.

Deberá salir de la línea y verla en toda su extensión, buscando mantener una perspectiva sobre ella. Se le preguntará donde comienza y termine el color.

Se le pide que reingrese a la línea por uno de sus extremos.

Deberá hacer “bisagra” hasta encontrar el exacto momento donde comienza el color antes mencionado (Bio-shock).

Se buscará que reconozca detalles y precisiones que están en el ambiente donde se sucedió el momento/evento y que NO lo amenacen.

Que busque un color asociado al NO evento/ momento.

Que lleve ese color al Bio-shock y lo cargue del color de la solución.

 

 

 

 

 

TRES PROCEDIMIENTOS PARA IR DE «MENOS» HACIA «MÁS» Y «MÁS»

 

64 Vinculación entre nosotros y nosotros

Encontrar una experiencia vivida como negativa.

Ir a dentro de su cuerpo y definir, muy precisamente, la zona negativa, el perímetro, la profundidad corporal (ejemplo: es una bola en el vientre de 5 cm que pesa una tonelada, es un nudo a la garganta que me aprieta hacia adelante, es un peso en el estomago, es un temblor a la superficie de todos mis músculos, etc.).

Encontrar después una experiencia positiva, hacer el bio-impacto y definir lo todo de manera tan precisa como lo hicieron para la zona corporal.

Crear un vinculo entre las dos zonas: «como arterias, venas, tubos, hilos eléctricos, etc., vinculan estas dos zonas».

Dejar un flujo, una corriente, aire, energía, electricidad o cualquier otra cosa, ir y volver de una a otra de estas dos zonas. Esto, tanto tiempo como sea necesario.

Después, pensar de nuevo a la experiencia del principio (vivida como negativa), notar todas las diferencias muy precisamente: impresión, evaluación, creencias, vivencias, etc.

 

 

 

 

65 El encadenamiento de los cuatro anclajes espaciales

Definir cuatro eventos diferentes, cada uno con sus vivencias:

negativa (ejemplo: miedo) –,

no negativa (no miedo) – -,

positiva (con confianza) +,

ni una ni otra!

Anclar cuatro espacios, uno para cada experiencia; son cuatro anclajes espaciales.

Verificar cada anclaje en el suelo: dar una segunda vuelta, sin buscar vivir de nuevo el evento, a fin de verificar que la vivencia está aquí, anclada.

Tomar un evento vivido como ligeramente negativo

Ir sobre cada anclaje espacial en el orden —, – -, +, !.

Hacer una prueba de las diferencias en cada espacio; siempre esperar a que la experiencia se estabilice para ir a la etapa siguiente.

Escribir el resultado de su experiencia.

 

 

 

 

66 Transformar un problema en recurso

Buscar en su cuerpo una zona bloqueada, vacía, …

En ella respirar desde el interior

El aire lleva vida, espacio, ligereza, movimiento, dilatación, …

En ella llevar calor.

En ella llevar ternura.

Esta parte de nuestro cuerpo ahora brilla, emana, ilumina, …, alrededor de ella, en el cuerpo, y en el exterior del cuerpo.

Lo que era un problema es un recurso para las otras partes del cuerpo ahora.

Escribir sobre su experiencia e intercambiar entre ustedes.

 

 

 

 

67 Procedimiento microbios y semillas

  1. Visualización de microbios como pequeñas semillas que se toman del árbol
  2. Dibujar su microbio, su virus… colocarlo sobre la línea del tiempo
  3. Un microbio es
  4. Si lo pongo en mi cuerpo, lo pongo
  5. Dibujarlo, comer la hoja

 

 

 

 

68 PROCEDIMIENTO: EL MIEDO A LOS MICROBIOS

Objetivo: Localizar el miedo eventual que se puede proyectar sobre los microbios (virus o bacterias).

Técnica: buscar el primer encuentro con los gérmenes.

  1. Sobre una hoja, el P dibuja una bacteria, un virus o un microbio tal como su imaginario personal se le representa (no es dibujo científico)
  2. Mirar esta hoja, dejarse sentir el impacto de este dibujo…
  3. Vuelve a poner el dibujo y apuntar su vivencia.» Ejemplo: peligro
  4. Opción: «Pasar el dibujo por su cuerpo, atento a su vivencia.».
  5. Sobre una línea de tiempo desde su presente hacia su concepción remontar suavemente hasta que aparezca de nuevo la vivencia sentida precedentemente.
  6. ¿Qué edad tiene?
  7. ¿Qué evento le hace aparecer este microbio como peligro?
  8. ¿Qué creencias se ponen en marcha?
  9. Seguir hasta el final el hilo de la vivencia.
  10. Mirar de nuevo el dibujo.
  11. ¿Cómo es?
  12. ¿Cómo se siente?
  13. ¿Cuál es la nueva creencia?

Si la vivencia es neutra, apaciguada, el ejercicio está terminado.

Si otra vivencia aparece, comience de nuevo con la etapa 3 hasta que el Paciente se sienta tranquilizado.

 

 

 

69 PROCEDIMIENTO: CONFLICTOS BLOQUEANTES Y DIBUJO

Indicación: tratar un bloqueante.

Objetivo: Reparar el conflicto bloqueante e ir hasta el fondo del conflicto (mediante toma de consciencia o si necesario, con otro Procedimiento adaptado al bloqueante específico)

Material:

– Hoja de papel en blanco

– Lápices de colores

 

Pasos:

  1. Encontrar un título específico que represente un problema que no consigues solucionar. Por ejemplo, “el sobrepeso”. Enmarcarlo.
  2. Ponerse en el resentir frente a ese problema.
  3. Expresar su resentir mediante un dibujo, sin interpretar el síntoma, ni buscar algún simbolismo particular. Dejarse inspirar simple y espontáneamente. Impregnarse de lo que representa el problema y abrirse totalmente al resentir.
  4. El terapeuta se conecta con su intuición para ayudar a sentir lo que emerge de la problemática a través del dibujo.

El terapeuta hace preguntas sobre el dibujo apuntando los elementos del dibujo (trazo, forma, ese u otro detalle…)

– ¿Qué representa esto para ti?

– ¿Por qué has puesto este elemento justo aquí?

– ¿Para qué es importante para ti?

Atención: No hacer ninguna interpretación.

  1. Si juegas al juego, en un momento dado, podrás tirar del hilo, porque una vez empieces a apuntar, verás el conjunto y hallarás el conflicto bloqueante, entrarás en la resistencia del paciente.
  2. Continuar hasta la toma de consciencia del paciente de su bloqueante.
  3. Verificar el cambio en relación con el título y al resentir: ¿qué hay de nuevo?

 

 

 

 

70 PROCEDIMIENTO MULTI-DESBLOQUEANTE

Indicaciones: Paciente que ha llevado a cabo diversas terapias, objetivo complicado.

Objetivo: hallar los conflictos bloqueantes y tratar uno tras otro.

 

  1. Definir claramente el objetivo.
  2. El paciente escribe el objetivo sobre una hoja.
  3. Establecer la línea de vida: presente  futuro (objetivo alcanzado) y el paciente deja la hoja en el punto futuro.
  4. El paciente se posiciona en el presente, delante del objetivo. El paciente mira el objetivo alcanzado estando atento de sus sensaciones corporales.
  5. El paciente avanza, paso a paso, siendo consciente de sus sensaciones corporales.

En cada paso, el terapeuta anima al paciente a entrar en sus emociones, valida, reformula… hasta evacuar la emoción o la creencia limitante (reparación de lo necesario con un Procedimiento específico) Verificar el cambio a través de la sensación corporal antes de hacer el siguiente paso.

Notas: El terapeuta actúa en función del bloqueante descubierto, repararlo y tratarlo a fondo. No dar recursos externos, sobre todo si el paciente se apoya en referentes externos.

 

 

 

 

71 PROCEDIMIENTO DE LAS FASES DE LA ENFERMEDAD

Encontrar un evento, una situación de estrés.

¿Cuáles son las sensaciones, pensamientos, etc….?

Recibir un masaje en el trapecio con paz y benevolencia. Volver a pensar al evento del punto 1: cuales son las diferencias.

Aceptar que alguien coloque una mano en la panza y otra al nivel de los riñones. Pacientes y acompañantes deben estar sentados.

Pensar de nuevo al evento del principio que estaba estresante y difícil.

Compartir las deducciones, las lecciones aprendidas: el cuerpo es el acceso al inconsciente.

 

 

 

 

72 PROCEDIMIENTO SIGNIFICADO DEL SÍNTOMA

  • 1Q- “Yo observo”
  • 2Q- “hago hipótesis”
  • 3Q- “yo verifico”
  • 4Q- “yo sé”

Objetivo: Explicitar los diferentes niveles de la descodificación de un síntoma,

Etapas:

1) El paciente escoge un síntoma que quiere abordar.

2) Se pone en contacto con el órgano portador del síntoma (hueso, pulmón,) o con la parte del cuerpo afectada por el síntoma (brazos, rodillas).

3) Escribe en una hoja el nombre del órgano portador del síntoma, o de la parte del cuerpo que quiere explorar. Da la hoja al terapeuta.

4) El terapeuta hace las siguientes preguntas y el paciente mueve la cabeza cuando él tiene la respuesta, sin decirla al terapeuta:

¿Para qué sirve este órgano?

¿Con qué se relaciona en tu cultura?

¿Con que está relacionado en su familia,

¿Con qué está relacionado en tu vida?

¿Con qué evento preciso, vivido, está asociado?

5) El terapeuta vuelve a hacer las mismas preguntas, animando el paciente en ir siempre más allá en sus respuestas, para dejar llegar respuestas cada vez más inconscientes.

Ahora el paciente contesta en voz alta. El terapeuta recibe…y puede escribir las respuestas.

6) Cuando el paciente percibe que se siente al final del tema, toma la hoja y cuando mira al síntoma lo ve…de nueva manera.

7) El paciente expresa todo lo que viene.

 

 

 

73 PROCEDIMIENTO MICROBIOS Y LINEA DE TIEMPO

¿Cómo cambiar mi miedo (o mi visión) acerca de los virus y las bacterias?

Buscar el primer encuentro.

1- En una hoja de papel, dibujar una bacteria, un virus, o un microbio en general, tal y como tu imaginación personal lo represente (¡no se trata de hacer un dibujo científico!)

2- Apoyar la hoja sobre ti, en el lugar que te parezca más vulnerable. Permítete resentir el impacto del dibujo…luego apartarlo.

3- En una línea del tiempo, desde el presente a tu concepción, ir hacia atrás lentamente, manteniendo tu sensación interna hasta que sientas de nuevo el resentir que has experimentado en el punto anterior… ¿qué edad tienes? ¿Qué situación te hizo ver este microbio como un peligro? ¿Qué creencias se activaron?

4- Vuelve a colocar el dibujo sobre ti. ¿Cómo es éste? ¿Cómo te sientes? Si es necesario, vuelve al punto 3 hasta que te sientas apaciguado.

No se trata de negar el posible peligro de una enfermedad infecciosa, sino de darnos cuenta del miedo que podemos proyectar sobre los microbios, para organizar la prevención de la salud de un modo más justo: el miedo al microbio genera, a veces, tales conflictos que el organismo debe reparar con otros microbios.

 

 

 

 

74 PROCEDIMIENTO REPRESIÓN DE LAS EMOCIONES

Proponemos un trabajo para ayudar a darte cuenta de cómo nos las arreglamos para no escuchar nuestras emociones. He aquí una lista de distintos comportamientos, colocarnos por pareja y cada uno debe leer el comportamiento y ver si hace eco o no en él.

  1. No expreso nunca mis emociones. Me digo que ya pasará, que no es nada.
  2. Me agoto haciendo deporte para desahogarme, para no pensar en otras cosas.
  3. Me entrego en cuerpo y alma al trabajo.
  4. Evito de ir a ciertos lugares que me recuerdan algún drama.
  5. Intento distraerme para huir de una emoción negativa: cine, internet, juegos…
  6. Duermo más que la media normal.
  7. Como demasiado, bebo demasiado, tomo drogas.
  8. Corto relaciones con la familia, mis raíces. ¿Otros?

 

EN CASO DE RESISTENCIAS

¡Hablar de su problema lo disminuye por la mitad! ¡Hablar de sus alegrías las duplican! Si la persona no tiene, o no encuentra emociones, está como disociada de ella misma. Se pueden llevar a la persona que hable de sí mismo en 3º persona.

Si aún es difícil y hay resistencias al contacto emocional llevarlo a que haga transferencia: – si alguien fuera en mi lugar ¿qué vivencia sentiría él?

Como para cualquier Procedimiento, dar: Autorización + protección + paciencia.

 

 

 

75 PROCEDIMIENTO PARA TRABAJAR SOBRE LA IDENTIFICACIÓN Y APORTAR OTROS RECURSOS

Metáfora de los dos transatlánticos: En un puerto, hay dos transatlánticos.

Uno amarrado por una sola cuerda y el otro por veinte cabos. Una noche, estalla una violenta tempestad.

Uno de los transatlánticos es arrastrado a la deriva muy lejos del puerto y el otro permanece en el muelle, bien amarrado…

Para ti, si hubiese una única cuerda que te atara al muelle, ¿cuál sería? ¿Cuál es tu dependencia, hoy en día?

Cuestionar al paciente sobre su dependencia:

■ ¿Para qué vivir, si ya no puedes…?

■ ¿Si ya no tienes…?

■ ¿Si ya no eres…?

Preguntas para abrir nuevas vías:

■ ¿Qué es lo que te motivaría a seguir viviendo, aunque ya no pudieras…?

■ ¿Si ya no tuvieras más…?

■ ¿Si ya no fueras más…?

El único cabo fuerte, es el que sólo depende de uno mismo y no de los otros. Es un vínculo fuerte.

 

 

 

76 Procedimiento: Comer la bufanda

Describir una situación en la que se siente separado(a) de alguien.

Buscar una relación totalmente positiva que tenga con otra persona.

Poner una bufanda entre el/la paciente y la persona positiva, que estará representada por algún objeto; silla, etc.

Describir esta relación positiva y sus cualidades, NO a las personas.

Terapeuta invita a él/la paciente a comer esta relación positiva (bufanda), puede estimularle el cuerpo con la bufanda, (o invitarle a que lo haga), con el fin de que integre esta relación positiva y haga contacto con esta.

Dejar a la persona el tiempo que necesite para que la integre (deberá entrar en contacto profundo con ella).

Amplificar todas las sensaciones agradables que experimente.

Cuando se sienta totalmente bien, hacer la verificación final; si piensas en la persona de la que te sentías separado(a), ¿cómo te sientes ahora?

 

 

 

 

 

77 Procedimiento Solucionar Conflictos Cerebrales

Para mí, decidir o controlar es:

Si no puedo controlar me siento:

Cuando no hay solución me siento:

Estar en lo concreto, en la materia, es:

El cambio imprevisto me hace sentir:

El conveniente de esto (tener que controlar, huir de la realidad, buscar soluciones siempre) es:

Lo que es más importante de todo esto (controlar, huir de la realidad, solucionar) es:

 

 

 

 

 

78 Procedimiento Triada de Percepciones

1) Poner en el suelo tres anclajes; psique, cerebro y cuerpo

2) Pararse:

– En el de la psique y sentir la creatividad, el delirio y la fantasía propios.

– En el del cerebro y sentir la necesidad de controlar, de solucionar y la tensión.

– En el del cuerpo y sentir la encarnación, la eficacia y la actividad.

3) Pensar en un problema que se tiene y pararse -con este- en cada anclaje, dándose tiempo de sentir la diferencia

4) Aportar:

– Al primer anclaje (psique) conexión espiritual

– Al segundo (cerebro) confianza y dejar ir

– Al tercero (cuerpo)estar en el momento presente (el ahora)

5) Re-visitar el problema desde estas tres posiciones.

 

 

 

 

 

 

 

 

79 PROCEDIMIENTO: LADO DERECHO & LADO IZQUIERDO

  1. ESCOGER 2 FRASES:

El paciente escoge 2 frases:

  • Una frase desagradable, negativa que no tiene ganas de oír.
  • Una frase agradable, positiva, que tiene ganas de oír.
  1. EL PACIENTE ESCUCHA:

El terapeuta repite la frase negativa varias veces sobre la oreja izquierda y luego sobre el lado derecho en un tono normal.

  • El P está atento a sus sensaciones, a lo que pasa, ya sea agradable o desagradable.

El P observa sus diferencias.

A continuación, se hace lo mismo con la frase positiva.

  1. EL PACIENTE OBSERVA:
  • El P abre solo su ojo derecho y mira al T. Luego lo hace con el ojo izquierdo. El P está atento a sus sensaciones, a lo que pasa, ya sea agradable o desagradable.

El P observa sus diferencias.

  1. EL PACIENTE SE DEJA TOCAR:

El T se acerca a un lado y le toca suavemente, primero en un lugar con ropa (hombro, espalda, etc.,) y luego sobre la piel (manos, cara) sin intención particular.

Observar la experiencia interior vivida. Tomar nota de las diferencias.

El P expresa todo lo que le pasa, las diferencias que encuentra durante todo el proceso…

 

 

 

80 PROCEDIMIENTO: VALOR Y LÍNEA DEL TIEMPO

Objetivo: Ayudar a acceder a nuevos valores.

  1. Hacer una línea del tiempo y proyectar los períodos siguientes.
  2. Vida intrauterina
  3. Lactante/bebé
  4. Infancia (7 años)
  5. Adolescencia (14 años)
  6. Joven
  7. Adulto (21)
  8. Madurez (40)
  9. Vejez-sabiduría (70)
  10. Decidir un tipo de desvalorización sobre el cual trabajar: en el gesto, la potencia, los lazos sanguíneos, la desvalorización estructural.
  11. Encontrar un acontecimiento vivido de manera desvalorizante.
  12. Encontrar un momento preciso.
  13. Ubicar el día en la línea del tiempo.
  14. ¿Cuál es el valor no satisfecho?
  15. Escribir este valor en una hoja de papel. Ubicarla sobre la línea del tiempo.
  16. Ir al inicio de la línea del tiempo para encontrar los valores positivos importantes en cada período, y responder a la pregunta:

¿Qué es lo más importante para ti?

  1. Cuando la persona llega a la etapa de la sabiduría escribe: “El valor que quiero satisfacer aquí es…”
  2. Volver al nacimiento y rehacer el camino de vida varias veces con la hoja de la sabiduría en la mano.

Pararse en cada etapa y también en el momento en el cual el sujeto se sintió desvalorizado. Observar la hoja. Seguir así hasta la transformación completa de la experiencia. En cada etapa el terapeuta reformula: “Lo que era importante para ti en esta etapa era y ahora aquí en la sabiduría es”

  1. Rehacer el trayecto. El terapeuta no dice nada. El paciente mira la hoja y observa lo que resiente.
  2. Verificación. El paciente se coloca sobre la hoja negativa del principio y observa los cambios.
  3. Puente al futuro. Y regreso al presente.

 

 

 

 

81 PROCEDIMIENTO VIRUS Y BACTERIAS (Hacerlo por parejas)

¿Cómo cambiar mi miedo (o mi visión) acerca de los virus y las bacterias?

Buscar el primer encuentro.

1- En una hoja de papel, dibujar una bacteria, un virus, o un microbio en general, tal y como tu imaginación personal lo represente (¡no se trata de hacer un dibujo científico!)

2- Apoyar la hoja sobre ti, en el lugar que te parezca más vulnerable. Permítete resentir el impacto del dibujo…luego apartarlo.

3- En una línea del tiempo, desde el presente a tu concepción, ve hacia atrás lentamente, manteniendo tu sensación interna hasta que sientas de nuevo el resentir que has experimentado en el punto anterior… ¿qué edad tienes? ¿Qué situación te hizo ver este microbio como un peligro? ¿Qué creencias se activaron?

4- Vuelve a colocar el dibujo sobre ti. ¿Cómo es éste? ¿Cómo te sientes? Si es necesario, vuelve al punto 3 hasta que te sientas apaciguado.

No se trata de negar el posible peligro de una enfermedad infecciosa, sino de darnos cuenta del miedo que podemos proyectar sobre los microbios, para organizar la prevención de la salud de un modo más justo; el miedo al microbio genera, a veces, tales conflictos que el organismo debe reparar con otros conflictos.

 

 

 

 

 

82 PROCEDIMIENTO BUSCAR SU PUNTO DÉBIL- 4ª ETAPA

OBJETIVOS: Pedagógico. Preventivo. Conocimiento de si.

  1. Colocar en el suelo los 6 relés de su género: masculino o femenino, mediante una hoja de papel, un objeto, piedras, …
  2. Caminar sobre cada espacio tomando conciencia de la tonalidad:

El acompañante formula la tonalidad de cada relé. El paciente está a la escucha de su cuerpo, de sus sensaciones.

  1. El paciente deja aflorar las informaciones espontáneas, su historia, sus creencias, su vivencia:
  • ¿Qué necesidad no ha sido atendida?
  • El Terapeuta acompaña al paciente en su resentir: ¿Qué ocurre? Hacer que exprese el o los resentires.
  1. Disociar al paciente:
  • ¿En cuál de los 6 relés se ha producido el resentir más fuerte?

Hacer expresar, simbolizar las necesidades: hoja de papel, objeto, piedras, …

  1. Integrar las necesidades satisfechas caminando simplemente sobre los 6 relés.
  2. ¿Cómo satisfacer, a diario, las necesidades y estar atentos?

 

 

 

83 PROCEDIMIENTO: EQUILIBRAR NUESTRAS POLARIDADES MASCULINAS Y FEMENINAS

Objetivo: reequilibrar, armonizar nuestras polaridades Femenina/Masculina.

Interés: Buscar la señal (errónea)del cuerpo que indica que el P no está en el lugar correcto. Favorecer la comunicación entre las dos polaridades.

Indicado para: En el caso de sobrepeso (bloqueante), esterilidad.

Educativo: Explicación del significado de las 2 polaridades femenina & masculina (como 2 sensibilidades y no como 2 sexos opuestos).

 

  1. P de pie, define y visualiza 2 espacios: Un espacio que representa su femenino y un espacio para su masculino. P describe con precisión: el volumen, el contorno, la forma… de cada espacio.
  2. El T propone invertir los 2 espacios: el P observa los cambios de volumen. El T le pide al P que otorgue a la polaridad menos voluminosa tanta importancia como a la otra para alcanzar una armonía, un equilibrio justo para el P.
  3. P entra en el espacio de una polaridad y expresa, califica su experiencia interior, y P hace lo mismo con la otra polaridad.
  4. Disociado: P encuentra una experiencia donde es muy positivo, muy justo y adaptado estar en cada polaridad.
  5. P entra en cada polaridad, vive esta experiencia positiva, atento a sus sensaciones corporales y expresa su experiencia interior positiva.
  6. Estado separador: verificación del volumen de los 2 espacios.
  7. P entra en una de las polaridades y vive la experiencia donde ha sido positivo estar en la otra polaridad. (Ej.: P en su espacio femenino vive la experiencia donde es agradable (bueno) estar en lo masculino)

P está atento a la sensación que aparece: esta sensación es la señal que va a permitir al P darse cuenta de que no está en su buena polaridad.

P fotografía esta sensación e inmediatamente, da un paso a la otra polaridad.

El T pregunta al P sobre el resentir agradable de esta experiencia. Misma estrategia con la otra polaridad.

  1. Estado separador:

El T reformula y permite al P que distinga bien las especificidades de cada polaridad. P verifica el volumen de los 2 espacios.

  1. P se posiciona entre las 2 polaridades, un pie sobre cada una acogiendo toda la energía de esta reorganización, de este reequilibrado.

Observación:

Si el P se siente mal en una polaridad, disociarlo y modificar nuevamente la visualización. Si hay dificultad en las etapas 9 y 10 hacer dialogar, comunicar las 2 polaridades ¿ Qué piensa la una de la otra? permite salir del juicio e ir hacia el amor y la reconciliación.